ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético se queda sin killer

El equipo rojiblanco se encamina a su cuarto año consecutivo sin un jugador que alcance los 20 goles en Liga. Entre 2008 y 2016 sólo pasó una vez, con 18 de Forlán.

El Atlético ha perdido la figura del delantero goleador que había formado parte de su identidad durante los últimos años. El equipo rojiblanco se fue reponiendo desde el Doblete (1995-96) a la salida constante de sus figuras en punta, Vieri, Hasselbaink, Fernando Torres, Agüero, Forlán, Falcao o Diego Costa, incorporando siempre a alguien que pudiese hacer sombra y en ocasiones mejorar a su predecesor como referente anotador.

Pero, tras conseguir en siete de las ocho temporadas entre la 2008-09 y la 2015-16 que al menos un jugador superase los 20 goles en Liga (la única que no fue la 2009-10 con Forlán de Pichichi con 18 tantos), esta temporada se encamina al cuarto curso consecutivo sin esa figura, desde que Griezmann alcanzó los 22 tantos en 2016. Estos han sido los máximos goleadores del Atlético en Liga desde el Doblete:

Máximo goleador del Atlético en Liga desde el Doblete.

Penev (1995-96): 16 goles

El punta búlgaro llegó libre desde el Valencia para acabar convirtiéndose en la punta de lanza de un equipo para la historia. Un rematador de área y lanzador de penaltis eficaz que formó dupla arriba con Kiko y se apoyó en el olfato de Simeone y Caminero desde segunda línea. Sin necesidad de una cifra de goles especialmente alta (16), su nombre ya está grabado a fuego pese a estar una única temporada en el club antes de salir al Compostela.

Esnáider (1996-97): 16 goles

Delantero incorporado desde el Real Madrid, igualó las cifras de Penev en su fichaje, aunque no le acompañaron los mismos éxitos. El argentino sumó tres tantos más en Champions, pero siempre le acompañará la marca del penalti fallado en el partido de vuelta de cuartos de final de la máxima competición europea contra el Ajax donde los holandeses se hicieron con la clasificación en la prórroga. También duró una única temporada antes de salir del club.

Christian Vieri (1997-98): 24 goles

A Esnáider le sustituyó una figura colosal que acabó el campeonato liguero como Pichichi. Un Christian Vieri que de nuevo jugó un único año en el club y se marchó con el promedio de un tanto por encuentro en Liga, 24 en los 24 partidos que disputó (29 en 32 contando todas las competiciones) haciendo cuatro de ellos ante el Salamanca que fueron insuficientes para puntuar (5-4). Formó un gran ataque con Kiko y Juninho, pero al acabar el año quiso regresar a Italia. Mucho carácter, que chocó con el de Jesús Gil, su tanto prácticamente sin ángulo desde la línea de fondo contra el PAOK en UEFA es historia del Vicente Calderón.

Vieri durante un partido contra el Barcelona.

Correa y José Mari (1998-99): 7 goles

Temporada sin ningún referente arriba, la peor cifra anotadora de un máximo goleador del equipo en muchísimo tiempo. El Petete Correa por lo menos sí que tuvo buenos porcentajes, ya que consiguió siete tantos en sólo 13 partidos. José Mari por su parte los hizo en 23, compartiendo el honor de ser el líder anotador del equipo en Liga sin llegar a la decena de goles.

Jimmy Floyd Hasselbaink (1999-00): 24 goles

Remendó su error el Atlético ese mismo verano, por lo menos en la figura del nueve, incorporando a Jimmy Floyd Hasselbaink. El holandés fue una de las pocas luces en el terrible año que acabó con el descenso a Segunda División. Pura potencia física, con una arrancada descomunal, logró un doblete en el Santiago Bernabéu que se repitió en las televisiones durante años como la última victoria colchonera ante el Real Madrid. También marcó en la final de Copa contra el Espanyol, pero fue insuficiente para levantar el trofeo (2-1). El Atleti bajó de categoría con el segundo máximo goleador de la competición en sus filas (24 en Liga, 35 entre todas las competiciones), por lo que Hasselbaink se marchó al Chelsea.

Hasselbaink celebra un gol con el Atlético.

Salva Ballesta (2000-01): 21 goles* (en Segunda*)

Su sustituto fue el único jugador que le había superado en la clasificación de goleadores de Primera, un Salva que había logrado 27 tantos con el Racing para proclamarse pichichi. Lideró la delantera del Atlético en el primer intento por volver a la máxima categoría, pero sus 21 goles fueron insuficientes y el equipo acabó cuarto.

Diego Alonso (2001-02): 22 goles*

El Valencia se hizo con los servicios de Salva introduciendo la cesión de Diego Alonso en la operación. Y con el uruguayo formando delantera con un jovencísimo Fernando Torres se consiguió el objetivo. Un rematador nato que consiguió 22 tantos para acabar en la primera plaza de Segunda y salir del infierno dos años después.

Torres (2002-03, 03-04, 04-05, 05-06 y 06-07): 13, 19, 16, 13 y 14 goles

El Niño se erigió como la figura del equipo en las primeras cinco temporadas de regreso a Primera, asumiendo en todas ellas la responsabilidad goleadora y cambiando siempre de pareja sin que ninguna consiguiese acercarse a su altura. Torres consiguió 13 goles en su debut en Primera, todavía sin cumplir los 20 años y con Javi Moreno de socio. Su segundo curso fue el más productivo, alcanzando los 19 tantos y convirtiéndose en una de las grandes figuras de LaLiga. Ese año fue Nikolaidis el otro punta. En la 2004-05 el '9' anotó 16 goles junto a Salva, que regresó al club y en la siguiente 13 con Kezman a su lado. En su última temporada antes de fichar por el Liverpool, Fernando Torres anotó 14 tantos ya con el Kun Agüero mostrando su gran potencial recién llegado al equipo.

Fernando Torres marca ante Toni Prats.

Agüero (2007-08 y 10-11): 19 y 20 goles

Tras una primera temporada de adaptación y con el dramático adiós de Torres, el Kun asumió los galones en un segundo curso colosal. El argentino hizo 19 tantos en Liga y sumando el resto de competiciones alcanzó los 30. Un curso de consagración para un jugador capaz de fabricarse un gol de la nada. Formó una delantera maravillosa junto a Forlán y se fue intercalando con el uruguayo el puesto de máximo goleador del equipo, aunque los dos eran mucho más que eso. Agüero cumplió todas sus expectativas, sumando a su acierto una técnica genial, capacidad de jugar de espaldas, regate y visión de juego. En la campaña 2010-11, su última en el club, se despidió del equipo volviendo a ser el goleador del equipo en Liga con un hat-trick en Mallorca para alcanzar los 20 tantos en la competición antes de fichar por el Manchester City.

Forlán (2008-09 y 2009-10): 32 y 18 goles

El charrúa formó una pareja inolvidable junto a Agüero que devolvió la Champions y los títulos al club, con un doblete del '7' en la final de la Europa League de 2010 contra el Fulham. Si en su primera campaña de rojiblanco como sustituto de Torres hizo 16 tantos en Liga (25 en total), en la segunda reventó el marcador con 32 goles en Liga (36 contando el resto) para obtener su segunda Bota de Oro. Un francotirador con un golpeo extraordinario con las dos piernas desde fuera del área y que con esos 32 tantos encabezó el regreso del Atlético a la Champions. La temporada siguiente volvió a ser el líder liguero en goles, aunque descendiendo sus cifras a 18 tantos y dejando la gloria para la Europa League. Se marchó del club en el verano de 2011 con destino al Inter de Milan.

Agüero y Forlán se convirtieron en una de las mejores parejas de la historia del Atlético.

Falcao (2011-12 y 2012-13): 24 y 28 goles

Dijeron adiós Agüero y Forlán y llegó el '9' por antonomasia, Radamel Falcao. Un auténtico especialista en el área capaz de rematar a la red todo balón que cayese en sus cercanías. Sus números hablan por sí solos, 52 goles en Liga en dos temporadas y 70 en 91 partidos contando todas las competiciones, con doblete en la final de la Europa League y hat-trick en la Supercopa contra el Chelsea. Salió al Mónaco tras conseguir 24 goles en su primera Liga, desde enero ya a las órdenes de Simeone (más otros 12 en el título de la Europa League) y 28 en la segunda, con un repóker ante el Deportivo.

Diego Costa (2013-14): 27 goles

Pero al adiós de Falcao le sucedió la explosión de Diego Costa en un año para la historia con el título de Liga y la disputa de la final de la Champions. Si el año anterior había sido el escudero del colombiano, en la siguiente tuvo en Villa (13 goles en Liga) su socio para alcanzar los 27 tantos como pichichi rojiblanco en un campeonato extraordinario. El mejor Costa de su carrera que anotó ocho goles más en Champions y otro en Copa antes de salir al Chelsea. Desde su baja el Atlético no volvió a encontrar un '9' de su calado, ni él mismo en su regreso al club.

Diego Costa felicita a Falcao por un gol del colombiano.

Griezmann (2014-15, 15-16, 16-17, 17-18 y 18-19): 22, 22, 16, 19 y 15 goles

Sin un '9' con rendimiento goleador, pese al brillo inicial de Mandzukic en 2014 (20 goles entre todas las competiciones, pero ninguno desde febrero), fue Griezmann el que asumió como segundo delantero la faceta de goleador y de generador de juego durante sus cinco cursos en en club. Siempre máximo anotador rojiblanco, sus números en Liga fueron de más a menos. En su primer año le costó arrancar, pero desde su hat-trick en San Mamés todo fue rodado hasta alcanzar los 22 tantos en el campeonato (25 en total). En su segundo curso repitió la cifra en el campeonato, pero añadió tres en Copa y siete en Champions para alcanzar una nueva final donde no se pudo levantar el título. Sus cifras bajaron hasta los 16 goles en el curso 2016-17 y tras volver a subir a 19, con seis más en la Europa League para proclamarse campeón (dos de ellos en la final ante el Olympique de Marsella y 29 sumando el resto de competiciones), se marchó del Atlético con destino al Barcelona después de su cifra anotadora más baja con 15 tantos la temporada pasada. Tuvo de principales compañeros arriba a Manzukic, Jackson, Vietto, Gameiro, Torres, Costa y Morata.

Morata (2019-20): 8 goles** (sin concluir)

Por último el Atlético ha afrontado su primera temporada sin Griezmann con unas cifras goleadoras muy escasas. Diego Costa no ha recuperado su nivel, João Félix sigue con su aclimatación y Morata se ha erigido como el líder anotador, pero sólo lleva ocho tantos en Liga (12 en total con el de Anfield). Con la competición parada desde marzo por la pandemia de coronavirus, el '9' tiene once jornadas para marcar 12 goles si no quería que por cuarta temporada consecutiva el máximo goleador del Atlético se quede sin alcanzar los 20 tantos en Liga. Unas cifras alejadas de las que consiguieron los Forlán, Falcao o Costa años atrás.

Griezmann celebra junto a Morata el primer gol oficial del madrileño como rojiblanco ante el Villarreal.