LUCHA CONTRA EL RACISMO

La US Soccer pide perdón al movimiento antirracista: "Nuestra política estaba equivocada”

La federación estadounidense cede a las presiones de la selección femenina, liderada por Rapinoe, y revoca la obligación de permanecer de pie durante el himno.

La US Soccer pide perdón al movimiento antirracista: "Nuestra política estaba equivocada”
Kevin C. Cox AFP

De sabios es rectificar y la federación lo ha hecho, aunque cuatro años después. Entonces el gesto de la capitana de la selección femenina, Megan Rapinoe, de escuchar el himno de Estados Unidos, con la rodilla hincada en el suelo imitando el gesto de protesta del jugador negro de la NFL, Colin Kaepernick, contra el racismo, provocó que la US Soccer aprobara una medida firme para evitar estos gestos de protesta contra el racismo. 

De hecho, Kaepernick fue el pionero en utilizar este gesto como medida de protesta contra la discriminación y la violencia policial hacia la comunidad negra en Estados Unidos. Y ahora, tras la muerte del afroamericano George Floyd, el gesto se ha extendido por todo el mundo y ha calado especialmente hondo en el mundo del deporte,

Ahora, cuatro años después la US Soccer acaba de revocar la política del himno, que le llevó a establecer una regla por la cual obligaba a sus jugadores y jugadoras a permanecer de pie mientras escuchan el himno nacional. Ayer mismo la federación acordó en su junta directiva derogar su política sobre el himno.

Una postura en la que, sin duda, ha tenido mucho que ver, una protesta de la selección femenina, campeona del mundo, y liderara por su capitana y futbolista 'The Best', Megan Rapinoe, en una carta a la US Soccer: "La Federación debería derogar de inmediato la 'Política Anthem', publicar una declaración reconociendo que la política era incorrecta cuando fue adoptada y emitir una disculpa a nuestros jugadores y seguidores negros. Además, creemos que la Federación debería exponer sus planes sobre cómo apoyará ahora el mensaje y el movimiento que intentó silenciar hace cuatro años".

La respuesta de la US Soccer no se ha hecho esperar, con una rectificación pública que acaba de publicar, al tiempo que ha aprovechado para pedir perdón: "No hemos hecho lo suficiente para escuchar, especialmente a nuestros jugadores, para comprender y reconocer las experiencias muy reales y significativas de los negros y otras comunidades minoritarias en nuestro país. Pedimos disculpas a nuestros jugadores, especialmente a nuestros jugadores negros, al personal, a los seguidores y a todos los que apoyan la erradicación del racismo. Los deportes son una plataforma poderosa para el bien, y no hemos usado nuestra plataforma tan efectivamente como deberíamos haberlo hecho. Podemos hacer más en estos temas específicos y lo haremos".

La US Soccer introdujo su política sobre el himno hace cuatro años a raíz, precisamente, del gesto de Rapinoe. Y ahora echa marcha atrás, impulsado por una reclamación del propio equipo femenino, lo que ha provocado que la US Soccer haya pedido perdón.