REAL MADRID

El tiempo corre a favor del Madrid en el caso Mbappé

En el Madrid se sigue con atención el verano de Mbappé. Si no ha renovado antes del 23 de agosto, cuando arranca la Ligue1, su fichaje estará más cerca.

En el Madrid se tiene la certeza de que la operación Mbappé, que está latente y por desencadenarse en el verano de 2021, está entrando, de cualquier manera, en una fase decisiva. En los despachos del Bernabéu se va a seguir muy atentamente esta peculiar cuenta atrás que ya ha comenzado y que durará todo el verano. Si Mbappé no renueva, todo será más fácil en el verano de 2021. Si lo hace, su fichaje se encarecerá mucho. Todos podremos salir de dudas con una fecha límite, el 23 de agosto, que es cuando comienza de nuevo el campeonato francés. Si para entonces Mbappé no ha renovado, es que el Madrid se está saliendo con la suya…

Esa es exactamente la hoja de ruta que se había marcado el Madrid. Intentar que Mbappé no ampliara su contrato con el PSG. Tiene firmado hasta 2022, así que en 2021 sería muy fácil sacarlo de allí a un precio razonable porque la entidad parisina estaría obligada a venderle o dejarle escapar gratis al verano siguiente. Es el plan exacto que el Madrid siguió para traer a Hazard por 100 millones de euros, un valor de mercado muy inferior al que realmente tenía el belga en ese momento, una de las estrellas de la Premier. De momento, Mbappé ya ha rechazado dos ofertas de renovación que ha tenido sobre la mesa.

Pero en los últimos meses han pasado demasiadas cosas. Y algunas no favorecen precisamente al Madrid. La falta de liquidez será muy acusada este verano pero, quién sabe si el siguiente, cuando tenga que acometer la operación, el problema será el mismo. En el lado del jugador también se ha creado una inseguridad. No es el mejor momento de llevar el contrato al límite. Una lesión importante, en esta situación de incertidumbre, podría dejarle con la miel en los labios. Y el PSG está intentando aprovecharle de esa incertidumbre, según pudo saber AS, y le ha ofrecido una renovación con una cláusula Pro Madrid.

Esta cláusula significaría que Mbappé podría renovar, con un aumento significativo de sueldo, y asegurarse su futuro por otros cinco años. Pero, eso sí, tendría cláusula de rescisión. Una muy alta, como la que llevó a Neymar precisamente al PSG por 222 millones. Si este hecho se produjera, el Madrid no diría adiós al jugador, opero su precio se vería notablemente incrementado y la operación se pondría en jaque.