ESPANYOL

Los 24 meses ‘non stop’ de Roca

Salvo el parón por el COVID-19, el mediocentro enlazará partidos oficiales desde agosto de 2018 hasta este julio, cuando finaliza el campeonato.

0
Marc Roca.
Andreu Dalmau

Desde que el Espanyol de Joan Francesc Ferrer, Rubi, debutara oficialmente en agosto de 2018 en Balaídos (1-1), Marc Roca no ha parado, una carrera sin freno que le ha convertido en un futbolista imprescindible en el equipo blanquiazul y con un prometedor futuro por delante. Salvo los tres meses en los que el balón ha dejado de rodar a causa del COVID-19, el resto ha sido entrenamiento y competición para el de la Granada de Penedès.

El curso anterior, Roca jugó de agosto a mayo con el Espanyol un total de 37 encuentros, a los que hay que añadir siete con la Sub-21. Tres de ellos, se disputaron en junio en Italia cuando los de Luis de la Fuente se proclamaron campeones de Europa. El catalán fue titular en los tres encuentros determinantes. Apenas disfrutó de dos semanas de vacaciones y rápidamente regresó a los entrenamientos para empezar jugando en julio la previa de la Europa League con David Gallego.

Desde entonces, el mediocentro siempre ha participado cuando ha estado al cien por cien. Esta campaña acumula 33 encuentros y puede llegar a 44 si juega todo lo que le queda de LaLiga, por lo que cerraría estos 24 meses ‘non stop’ con 91 encuentros, lo que equivale a un partido cada semana, sin tregua.

La mejora de Roca como mediocentro, posición en la que ha madurado a pasos agigantados, le hizo el pasado verano ser uno de los deseos de clubes de renombre como el Bayern de Munich, aunque finalmente la oferta fue insuficiente. Del futuro del Espanyol dependerá el futuro de Roca, un futbolista que recientemente cambio de representante. Es más que probable que este curso sea el último del futbolista blanquiazul, quien a sus 23 años tiene por delante una amplia carrera. En el Espanyol, a falta de este sprint final a sus 24 meses sin tregua, acumula ya 108 encuentros oficiales con el club.