HOLANDA

Qué fue de... Dennis Bergkamp

El exdelantero ha ocupado su vida después de colgar las botas en entrenar para las categorías inferiores, sobre todo, de su club, el Ajax.

Un nombre como Dennis Bergkamp no necesita de demasiada presentación. El holandés es sinónimo de calidad, elegancia, algunos de los mejores controles de la historia y uno de los jugadores más agradecidos para los highlights de YouTube. Es muy difícil que a alguien no le guste la forma que tenía de entender el fútbol. Por ello, después de retirarse tras la final de París 2006 en la que no jugó ni un minuto, sólo tardó unos años en ganarse una estatua en los alrededores del Emirates Stadium que homenajea sus once años en el Arsenal, club para el que es considerado el segundo mejor jugador de la historia solo por detrás de su compañero Henry, y en el Campus KNVB, lo similar a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para la selección holandesa.

Tras colgar las botas, básicamente se ha centrado en ayudar a su club, el Ajax, durante una década. La cronología del inicio de su carrera es la de cualquier exjugador que se retira, vive durante unos años como no había podido hacerlo desde la adolescencia, y se hace entrenador porque el olor a césped recién cortado llama demasiado, aunque en un principio no fuese su idea.

"Mi hijo jugó en con el Hadley Rangers y fui entrenador durante una semana. Preparé bien las sesiones para los chicos. Me di cuenta de lo divertido que era entrenar"

El 9 de abril de 2008 se inscribió al curso de entrenador acelerado al que tienen acceso los exfutbolistas, compartiendo pupitre con Reiziger y Kluivert. Esa misma temporada ya había hecho prácticas ayudando en el Ajax B1, el tercer juvenil del club, y a Holanda sub-21 junto a dos auténticas leyendas: Van Basten y Neeskens respectivamente. "Llamé a Dennis hace unas semanas porque quería saber cómo estaba y si querría hacer algo por Ajax de la forma que fuese. Es importante trabajar con la mayor calidad posible y es obvio que Dennis tiene cualidades. En nuestra conversación, me dijo que vendría a Holanda para hacer el curso de entrenador. En ese curso tenían que hacer prácticas, le ofrecí un puesto de aprendiz y estuvo muy interesado. Espero que esto sea bueno para el Ajax y para Dennis. Creo que puede mejorar a los jugadores. Su presencia tendrá un impacto en el equipo. Para el Ajax en general, también es bueno que alguien del nivel de Dennis esté involucrado con el club", cuenta Van Basten. Tras conseguir el título, le dieron el Ajax D2 (parecido al Infantil B) formando tándem con Heini Otto.

"Es realmente agradable cuando ves que las cosas que trabajas durante un entrenamiento lo recogen los chicos"

Su gran prueba hasta el momento llegó el 3 de enero de 2011, cuando coge el primer juvenil del Ajax sucediendo a Frank de Boer, quien se quedó como entrenador del primer equipo tras la dimisión de Martin Jol un mes antes. El exdefensa tuvo cinco años y medios muy buenos y parte de su éxito también hay que agradecérselo a sus asistentes: Spijkerman, Carlo L'Ami y Bergkamp, quien se formó parte del cuerpo técnico desde mediados de 2011.

Se podría decir que era el entrenador de delanteros, quien guiaba los ejercicios cuando se trabajaban aspectos específicos de la posición. A sus órdenes tuvo jugadores como Sigthórsson, Fischer, Bojan, Sulejmani, El Ghazi, Dolberg, Justin Kluivert o Milik, quien no duda en valorar la labor de Bergkamp en el campo de entrenamiento de De Toekomst: "En el plano personal, soy mejor jugador ahora que en el verano de 2014. Todos los días pongo todo mi esfuerzo en los entrenamientos. La presencia de Bergkamp como uno de nuestros entrenadores en el Ajax ayuda. Siempre está cerca. Incluso después de los entrenamientos nos pone sesiones extra para practicar el tiro. En esas sesiones entreno mucho mi pierna menos hábil. ¡No es un cualquiera! Durante su estancia en Ajax y Arsenal, Bergkamp fue uno de los mejores delanteros del mundo. Realmente ayuda trabajar con leyendas como él. No puedo explicar detalladamente cuál es su labor con los delanteros del Ajax, pero realmente todos mejoramos. Tiene que ver con los pequeños detalles, las cosas propias de los delanteros…".

“No tengo la ambición de convertirme en entrenador principal del Ajax. Me gusta mi papel tal y como es. Además, como primer entrenador estás involucrado en el fútbol 24/7. No quiero eso. Quiero poder terminar el trabajo tan pronto como llegue a casa”

Bergkamp junto a Dolberg en un entrenamiento con el Ajax.

En diciembre de 2017, el Ajax despide a Keizer, el entrenador, y el ya mencionado Spijkerman por los malos resultados, especialmente la derrota en penaltis contra el Twente en octavos de Copa. Sin embargo, el propio club reconoce que el caso de Bergkamp es diferente y su destitución es por una "diferencia de opiniones" con la política de la directiva. Desde entonces, tampoco ha jugado ningún partido con el equipo de veteranos (su último partido fue en mayo de ese mismo año, en el que ganaron al Niza gracias a un doblete suyo).

Fuera del Ajax, desde marzo de 2019 es asistente en el Almere sub-23, un club pegado a Ámsterdam (menos de cuarenta kilómetros separan su estadio del Johan Cruijff Arena), donde también juega su hijo Mitchel. Una vida tranquila, como sus pulsaciones cuando encaraba al portero.