ATLÉTICO

El Atlético sube de intensidad

La carga física es ya un hecho en las sesiones rojiblancas, cada vez más cerca de la 'normalidad'. Los futbolistas muy cerca de su tono óptimo.

Koke dirige un balón en la sesión del Atlético esta mañana en el Cerro.
atleticodemadrid.com

El Atlético ha subido de intensidad. Mañana se cumplen tres semanas desde que el equipo rojiblanco regresó a los entrenamientos tras el parón de dos meses a causa de la COVID-19 y, al trabajo que los futbolistas hicieran durante este tiempo en sus casas, se ha sumado el del Cerro del Espino, primero de manera individualizada y después ya en grupos, de 10, ahora de 14, casi la normalidad.

Y ahí el Profe Ortega, como en una pretemporada habitual, ha ido cargando en lo físico a los futbolistas, buscando el tono de competición. De hecho, como en otros comienzos de verano, eso va notándose en la enfermería. Si el Cholo regresó con ésta vacía, por ella ya pasaron en tres semanas tres futbolistas con dolencias musculares: Valera, Vrsaljko, con el soleo antes de la artroscopia, y Correa. Lo de João Félix es un esguince de ligamentos en la rodilla, no muscular. Por fortuna para el Cholo, todo parece leve. 

Felipe trata de quitarle un balón a Vitolo.

El balón cada vez va tomando más protagonismo, se ve en las fotos enviadas por el club a los medios de comunicación. Balón, balón y balón. Y los futbolistas siguen interiorizando los conceptos tácticos del Cholo, con el inicio de LaLiga a dos semanas. La intensidad en todos sus jugadores será necesaria para Simeone: con partidos cada tres días serán necesarias las rotaciones.