ATLÉTICO DE MADRID

La noche en la que Clattenburg perjudicó al Atlético

Mark Clattenburg dirigió hoy hace cuatro años la final de Champions entre Madrid y Atlético. Y perjudicó de manera muy grave al equipo rojiblanco. El propio colegiado admitió sus errores.

La noche en la que Clattenburg perjudicó al Atlético
Stefan Wermuth REUTERS

Hace cuatro años se disputó la final de Champions entre Real Madrid y Atlético en Milán. El partido acabó en los penaltis y el conjunto madridista ganó el título gracias al tanto en el último lanzamiento de Cristiano Ronaldo. Pero el encuentro fue polémico por el arbitraje del colegiado inglés Mark Clattenburg, quien cometió varios errores. El árbitro dio por legal el primer gol del Real Madrid de Sergio Ramos, marcado en fuera de juego. El Atlético, no obstante, se quejó de algunas acciones más que favorecieron al Real Madrid.

Hace unos días Clattenburg admitió su equivocación en la jugada del gol madridista. "En esa final el Real Madrid se puso 1-0 en la primera parte pero el gol fue en fuera de juego por muy poco. Nos dimos cuenta en el descanso. Era una acción difícil y mi asistente falló", declaró hace unos días a Daily Mail. El Real Madrid se adelantó en el marcador en el minuto 15 por un gol del capitán madridista en fuera de juego.

El árbitro inglés reconoció también que tuvo sus más y sus menos con Pepe a lo largo del partido. "Pepe hizo un penalti sobre Torres. Estaba furioso y me dijo en perfecto inglés: 'Eso no es penalti nunca, Mark'. Le dije: 'Vuestro primer gol no debería haber subido al marcador' y se calló. La gente pensará que es raro, porque dos errores no hacen un acierto. Los árbitros no pensamos así, pero los jugadores sí. Sabía que si le decía eso aceptaría la situación. No era nada divertido arbitrarle, tenías que estar vigilando constantemente".

Precisamente otra de las quejas del Atlético en esa final fue el reparto de tarjetas amarillas. Pepe no vio la amarilla hasta el minuto 111. Como el mismo colegiado comentó, el defensa del Madrid se pasó todo el partido provocando y no vio tarjeta. En una acción del choque cazó a Griezmann, lo que tampoco supuso amarilla. Ramos tampoco vio amarilla hasta última hora. El colegiado le enseñó la cartulina en el minuto 90, justo antes de irse a la prórroga, por cazar a Carrasco en un contragolpe. El Atlético entendió que podría haber sido roja. Gabi fue amonestado en esa acción por protestar. Clattenburg estuvo muy contemplativo con los centrales madridistas en el partido.

El Atlético falló una pena máxima mediante Griezmann. Lo tiró al larguero. El Atlético reclamó otro penalti por unas posibles manos de Sergio Ramos una acción en la que el delantero francés centró y el jugador del Real Madrid contactó la pelota con el brazo. Nadie en el equipo rojiblanco se marchó del partido contento con la labor del colegiado. Cuatro años después el propio protagonista del encuentro admitio que fue decisivo en el mismo.