ATLÉTICO

Aficionados 'red' piden también investigar el Liverpool-Atlético

La agrupación ‘Liverpool Spirit of Shankly’, una de las más importantes y activas del club, exige saber por qué se permitió jugar este partido bajo la crisis de la COVID-19.

Seguidores en el Liverpool-Atlético del 11 de marzo.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

La resaca que no cesa. Eso parece ser el Liverpool-Atlético. Dos meses y medio más tarde, y dos días después de que un estudio responsabilizara ese partido de 41 muertes directas en Inglaterra a causa de la COVID-19, una de las agrupaciones más importantes del club inglés, Liverpool Spirit of Shankly, exige también que se abra una investigación para saber por qué se jugó ese partido cuando la crisis del coronavirus ya estaba en Europa y muchos encuentros o se habían cancelado (sucedió con algunos de los choques de Youth League) o se jugaban a puerta cerrada (Valencia-Atalanta también de octavos de final de la Champions). 

"Parece extraño que nuestro gobierno permitiera que el partido siguiera adelante, que 3.000 hinchas viajaran desde una ciudad que estaba en camino de cerrarse si no es que estaba ya bajo bloqueo, 3.000 hinchas de un club que no podían jugar un partido en casa y, sin embargo, aquí estaban en Liverpool", se preguntó uno de sus responsables, Joe Blott, en declaraciones al diario Evening Standard recogidas por Mundo Deportivo.

"Hubo un aumento de casos en las semanas posteriores"

"Si miramos hacia atrás desde ese momento, sin ninguna sombra de duda, hubo un gran aumento de casos en las tres o cuatro semanas posteriores a la partido. Esperaríamos algún tipo de investigación, algún tipo de investigación para establecer por qué se tomó la decisión, por qué el Gobierno creía que los estadios podían albergar partidos, y por qué a pesar de tener la responsabilidad general de la salud pública de la población, no se detuvo", continuó. 

"Los hinchas del Atlético no perdieron la oportunidad de venir porque asumieron de buena fe que todo estaba bien", continuó Blott su relato un mes después de que el Ayuntamiento de la localidad encargara también a dos Universidades un estudio de la correlación entre el partido de Anfield y la COVID-19. "Se mezclaron en las calles, fueron a los bares, a los restaurantes, fueron a la tienda del club..., se encontraban en la grada, fueron cacheados por los vigilantes. Debemos mirar la imagen global más allá del partido en sí, porque había 3.000 personas en el centro de la ciudad", puntualizó. Tan cierto como que a la llegada a los aeropuertos ingleses de todos ellos no se toparon con ningún tipo de controles, ni de temperatura ni similares, según confesaron esos días los hinchas rojiblancos allí desplazados.