CHAMPIONS LEAGUE

Una Champions desvirtuada

La Champions se paralizó en cuartos de final y parece muy complicado retomarla este curso. La propuesta qes terminar la competición en una final a ocho en agosto, ya con plantilas nuevas

El vigente campeón, el Olympique de Lyon.

La Champions femenina se ha convertido en un dolor de cabeza para la UEFA. Con prácticamente todas las competiciones nacionales suspendidas, regresar esta temporada parece imposible y retomar la competición el próximo curso desvirtuaría por completo la competición que sería con nuevas plantillas. Los clubes quieren acabar, pero la solución parece complicada.

La idea inicial es acabar la Champions la próxima temporada. En una final a ocho, a partido único y en una sóla sede que sería Viena, la que iba a acoger la gran final. Una opción que se baraja como la más lógica, pero que tendría que jugarse la próxima temporada. La fecha marcada es agosto, mediados o finales, pero esa opción desvirtua por completo la competición. Los equipos se jugarían el título de la temporada 2019-20 con las plantillas de la 2020-21 ya que parece inviable que las jugadoras prolonguen sus contratos hasta finales de agosto y que, además, los fichajes, muchos ya confirmados no jugasen.

La opción disputar lo que queda de temporada antes del 30 de junio a día de hoy es imposible. España, Inglaterra, Francia y Escocia, que cuentan con representantes, han suspendido sus competiciones y sus equipos necesitarían al menos un mes de entrenamientos para poder disputarla con garantías. Sólo los representantes alemanes estarían a día de hoy preparados para jugar la Champions. A esto hay que sumar las medidas de seguridad que sus jugadoras tendrían que tomar a día de hoy para poder volver a trabajar en grupos sin riesgos de contagios.

Jugar en agosto implicaría nuevas plantillas. El presidente del Lyon, Aulas, ya están intentando retener a sus estrellas hasta agosto para intentar levantar su sexta Champions seguida ya que estrellas como Bouhaddi o Maroszan ya han avisado que dejaran el equipo, otro de sus pilares Bronze, aún no ha renovado. El equipo galo se tiene que reinventar. Algo que ya ha hecho el Bayern, con cuatro fichajes de renombre y que pretende hacer el Atlético tras una temporada en blanco y con el anuncio de dos salidas ya. Una Champions en dos temporadas, y dos Champions en la misma campaña...

La Bundesliga, en desventaja

La Bundesliga es la única competición femenina que participa en Champions que ha apostado por el regreso. En un ejemplo de solidaridad entre todos los equipos y de igualdad por parte de las autoridads, tanto la Bundesliga como la Copa se finalizarán esta temporada. De hecho, el próximo 29 de mayo regresa la competición y los equipos, con los mismo protocolos que los conjuntos femeninos, ya llevan semanas entrenándose.

Una situación que podría perjudicar a sus dos representantes en la Champions. Bayern y Wolfsburgo siguen vivos en la competición europea pero entre las seis jornadas de liga que les restan para terminar y las tres rondas de Copa, los equipos germanos no podrán irse de vacaciones hasta principios de julio. Si llegan a la final copera, sería el 4 de julio su último partido. Así que entre las merecidas vacaciones de las jugadoras y el regreso podría llegar a jugarse el título europeo en plena pretemporada, lo que físicamente le podría pasar factura. Si no paran, el desgaste podría ser aún más perjudicial.

Los equipos

Barcelona: Mantener el bloque. Pretende mantener el equipo que tan buenos resultados le ha dado. Hamraoui es la única baja segura, a la que se puede unir Van der Grart, pero no son importantes.

Atlético: Revolución. La mala temporada hará que el conjunto rojiblanco haga bastantes cambios. De momento, Van Veenendaal, títular en toda la Champions, y Olga ya han anunciado sus salidas.

Olympique Lyon: Nueva etapa. En el Lyon puede haber cambios. Bouhaddi y Maroszan parece que se irán, Bronze está en la cuerda floja. Tres jugadoras claves. Hegerberg, sin embargo, estaría disponible.

PSG: Apuesta. El PSG sigue apostando por el femenino y ha retenido a sus estrellas: Diani, Formiga o Nadim. Se fue la meta Kiedrzynek y se espera más de un fichaje de renombre.

Arsenal: Sin Champions. No jugará competición europea el próximo año, lo que le metería más presión y complica la continuidad de alguna de sus estrellas que quieren jugar en Europa.

Bayern: Cuatro fichajes. Han apostado fuerte y ya tienen cuatro cara nuevas: Buhl, Shuller, Glas y Hegering. Fichajes de renombre que darán otra cara al equipo.

Glasgow City: La cenicienta. Es su segundao presencia en cuartos de su historia. Un equipo. Lauder, la mejor del equipo, podría tener buenas ofertas para irse.