FÚTBOL FEMENINO

La Champions Femenina mira a un nuevo plan: final a ocho en agosto y sede única

La idea, que contempla la resolución de la temporada en una misma semana de agosto, se está estudiando por la UEFA. Atlético y Barça esperan la decisión final.

Jugadoras del Atlético y del Barça se disputan un balón en un Clásico.

La Champions Femenina espera conocer una decisión oficial de la UEFA en los próximos días. Tras la reunión que se mantuvo el pasado miércoles entre los ocho equipos implicados en los cuartos de final de esta edición, con presencia de dos españoles (Barça y Atlético), todo parece indicar que la temporada se podría resolver con un nuevo formato. Según adelantó 'Tot Costa' de Catalunya Ràdio y ha podido confirmar el Diario AS, en dicho encuentro se trató la posibilidad de un formato a partido único de final a ocho, que se disputaría en una sede única en el mes de agosto.

El lugar elegido para la disputa del nuevo formato, sea cual sea, parece estar claro y sería Viena, sede fijada para la final de esta edición de la Champions Femenina. El plan sería disputar en la capital austriaca todas las rondas en una misma semana, para facilitar así cualquier protocolo y evitar más riesgos en los viajes. La idea queda pendiente del estudio y veredicto final de la UEFA, que deberá de buscar una solución a la encrucijada que se presenta en esta edición de la Champions Femenina debido a la pandemia del coronavirus. Recordemos que la máxima competición europea quedó suspendida por esta crisis sanitaria en su ronda de cuartos de final, con las siguientes eliminatorias a doble partido pendientes: Barça-Atlético; Wolfsburgo-Glasgow; PSG-Arsenal y Bayern-Lyon.

Si la UEFA apuesta por continuar con normalidad quedarían trece encuentros por disputar, con seis eliminatorias a doble partido (cuartos y semifinales) y la gran final, que tenía previsto disputarse en el Viola Park de Viena (Austria). Una posibilidad que se antoja complicada teniendo en cuenta que muchos de los participantes tienen sus competiciones nacionales suspendidas y llevan meses sin entrenar en grupo. De este modo, haría falta un plan de entrenamientos para preparar dichos encuentros, con su complementario protocolo sanitario. Además, habría que estudiar cada caso, puesto que la situación es diferente para unos y otros equipos.

El COVID-19 deja realidades muy distintas en los cuartofinalistas

Por un lado, hay cuatro equipos cuyas Ligas han sido suspendidas. Es el caso de la Primera Iberdrola, con el Barça y el Atlético, y de la Liga francesa, con el PSG y el vigente campeón europeo Olympique de Lyon. Estos clubes llevan sin entrenamientos desde mediados de marzo y aún no tienen ningún protocolo sanitario para volver al trabajo. Y, por otro lado, estarían el Glasgow, que aún no conoce qué ocurrirá con la Liga escocesa, el Arsenal, con la Superliga inglesa también en suspense, y los equipos alemanes, con una realidad muy distinta del resto.

En la Bundesliga, con dos participantes en cuartos de la Champions (Bayern y Wolfsburgo), los equipos llevan varias semanas ejercitándose en grupo con miras a un cercano regreso a la competición (29 de mayo). En este sentido, cabe recordar que la vuelta a los entrenamientos no hubiese sido posible sin la presencia del fondo solidario para cubrir los costes de los protocolos sanitarios. Se trata de una vía de salvamento para clubes humildes, con la financiación de los equipos con mayor potencial económico. Esta solución ha sido reclamada en otros países como en Inglaterra, donde la competición prende de un hilo ante la falta de recursos económicos de algunos equipos para afrontar los protocolos sanitarios.

Volviendo a los equipos españoles, se ha determinado un descanso de varias semanas, mientras se conoce el veredicto final de la UEFA. Huelga decir que Atleti y Barça son dos de los pocos equipos de la Primera Iberdrola que tienen posibilidad de realizar los entrenamientos en unas instalaciones propias. Desde ambos equipos han informado a AS que, si se juega la Champions, la fecha rondaría por el mes de agosto. De este modo, daría tiempo a realizar una pretemporada de varias semanas para llegar en forma a las eliminatorias europeas, en las que habrá en juego un gran Clásico español.