FUENLABRADA

La dirección deportiva del Fuenla no entiende de parones

Miguel Melgar y compañía afronta desde hace semanas la construcción del equipo de cara a la temporada que viene con la ayuda del Big Data.

La dirección deportiva del Fuenla no entiende de parones
JOAQUIN CORCHERO ARCOS DIARIO AS

El fútbol nunca para y es que, cuando la competición finaliza o bien se detiene por causa mayor como ahora, las direcciones deportivas siguen trabajando con un objetivo claro, mejorar al equipo. Es el caso del Fuenlabrada, Miguel Melgar, director deportivo, y su equipo ya trabajan en la próxima temporada. Una labor complicada, que dista mucho de ser como los modos carrera del Fútbol Manager o el FIFA.

“Fichar con nuestro presupuesto es complicado, pero peor era en Segunda B”, afirmó el director en Espacio Maínez. Siempre con una nota positiva. Melgar también reconoce que “ahora, gracias a la posición del equipo, al menos los jugadores te escuchan y los agentes te llaman, quieren saber del Fuenlabrada y de nuestro proyecto”. Sin embargo, ¿cómo se llega a esos futbolistas ‘deseados’? Con análisis y la ayuda de la big data.

Para realizar este trabajo, Miguel Melgar cuenta con cuatro personas encargadas de descifrar las carencias del equipo y empaparse de horas de fútbol para así encontrar al elegido. Cada persona con una categoría asignada y con unas directrices claras. Pero siempre con restricciones. “Nosotros sabemos cuál es la realidad de nuestro mercado, no podemos ir a la Premier y fichar un jugador de momento, por ejemplo”, afirmó al mismo medio.

Por estas limitaciones presupuestarias, la Segunda B aparece como un mercado ideal para los azulones por experiencia y cercanía. El equipo del Fernando Torres ha vivido muchos años en la categoría de bronce, donde los buenos jugadores y la calidad está presente y no sólo en los equipos filiales de LaLiga.

Por último, el big data o las diferentes plataformas de scouting, como Wyscout, agilizan ese trabajo de selección. Estas sirven al Fuenlabrada de base para concretar el análisis de sus objetivos en el mercado de fichajes. Además, permite a las oficinas del Torres descubrir ligas más exóticas como la Segunda francesa o portuguesa. De esta última, por ejemplo, llegó el hoy medio centro del Fuenlabrada, Pathé Ciss. Sin embargó, Melgar tiene claro que sólo es una ayuda: “Nunca cerraré un fichaje por que las estadísticas digan que tiene un 80% de acierto en el regate o algo similar. Tenemos que verlo y analizarlo. Eso lo tenemos claro”.