CÁDIZ

El Cádiz reclama medio millón al Rayo por el fichaje de Álvaro

El supuesto plazo para comunicar al club cadista la cesión de un 7,5% más de los derechos del extremo es el origen de un desencuentro que se ha llevado a LaLiga, según 'Diario de Cádiz'.

Álvaro García posa para AS.
JOAQUIN CORCHERO ARCOS DIARIO AS

El Rayo fichó a Álvaro García en verano de 2018, en una operación que fulminó todos los registros en Vallecas y que convirtió al extremo en el fichaje más caro de la Franja. El Cádiz vendió el 75% de los derechos del jugador por cinco millones de euros. Tal y como desveló 'Diario de Cádiz', se realizó un primer pago de 4,5 millones y quedó pendiente medio millón. El de la discordia. Éste se encontraba sujeto a una cláusula, por la que el Rayo debía abonárselo al club gaditano, pero en caso de descenso (como así sucedió) tenía la posibilidad de no pagarlo y ceder un 7,5% más de los derechos del jugador al Cádiz, que se quedaría con un total del 32,5%.

El problema reside en la fecha de comunicación. El Cádiz argumenta que no tuvo noticias del Rayo durante el verano de 2019 y ya en septiembre reclamó los 500.000€ a la entidad madrileña, entendiendo que el Rayo no ejercía la cláusula estipulada en el contrato por la que se conmutaba ese dinero por derechos. Sin embargo, la comunicación llegó en enero de 2020. Fue entonces cuando el club franjirrojo transmitió de forma oficial que cedía ese 7,5% de Álvaro García a los cadistas. Ahí está el conflicto. La entidad amarilla considera que los madrileños avisaron seis meses después de la fecha tope (junio 2019), mientras que los vallecanos defienden que obraron de manera correcta. Es más, fuentes del Rayo afirmaron a AS que "en el contrato no se establecía plazo alguno para avisar".

Precisamente, ante esa evidente disparidad de criterios, será un arbitraje de LaLiga quien determine quién lleva la razón en esto. Ambas partes han prestado ya declaración, exponiendo sus argumentos ante el árbitro designado por este organismo, y está previsto que la decisión llegue en apenas dos semanas. Eso sí, en caso de que alguno de los dos clubes no esté conforme con la resolución existe otra vía: la de acudir a la Justicia ordinaria. Todo esto podría resolverse justo unos días antes de que el Rayo visite el Carranza (el fin de semana del 13-14 de junio) en la reanudación del campeonato.