ATLÉTICO

El Atlético sube una marcha

Cuando se van a cumplir dos semanas del regreso de los rojiblancos a los entrenamientos, la plantilla ya ejercita remates y táctica.

Mañana se cumplen dos semanas del regreso del Atlético al trabajo y se nota: los futbolistas van cogiendo esa punta física que abre el camino a la siguiente pantalla. En las dos últimas sesiones los rojiblancos han incrementado la marcha, más intensos, introduciendo, gracias al entrenamiento en grupos de diez, la interactuación entre los jugadores, más variantes. El remate ayer y la táctica hoy han sido protagonistas. El Cholo vigila bajo su gorra negra y su mascarilla. En el Cerro vuelve a escucharse alta su voz. 

Si ayer, lo escrito, el equipo rojiblanco trabajó la puntería y los remates a puerta en las tres tandas de jugadores (toda la semana formadas por los mismos futbolistasAdán, Conde, Llorente, Giménez, Hermoso, Carrasco, Vitolo, Morata, Lemar y Herrera uno. Oblak, Dos Santos, Lodi, Trippier, Costa, João Félix, Correa, Thomas, Saúl y Koke, otro. Iturbe, Samu, Arias, Manu Sánchez, Savic, Arias, Felipe, Clemente, Toni Moyá, Saponjic y Riquelme el tercero), hoy se insistió en la táctica y en los rondos de balón, con ese punto de intensidad que la semana pasada los futbolistas no tenían. 

Atletico Madrid training sessionJoão Félix en la sesión del Atlético.

El Profe, protagonista

Lo confesaba el propio Profe Ortega la semana pasada, cuando ofrecía unas palabras en la web del Atlético valorando las sesiones, lo raro que era aclimatarse a las normas pero que poco a poco estaban haciendo suyas, rutinas, con la mira sólo puesta en un objetivo: el regreso. El preparador físico cuyos hombros sujetaron a la plantilla durante el encierro (él preparaba, él dirigía las sesiones telemáticas, las videollamadas con los grupos de futbolistas) se ha visto obligado a improvisar una pretemporada llena de asteriscos en el final de LaLiga para estar listos para cuando este final pueda llegar. Dos semanas dura siempre la puesta a punto física en San Rafael. Dos semanas han pasado desde que el polvo se le quitó al candado de la puerta en el Cerro. El Atleti está listo para esa marcha más.