ATLÉTICO

20 de mayo, día de efemérides rojiblancas: Torres, Liga del 73...

El 20 de mayo de 2018, El Niño se despidió para siempre del club rojiblanco. 45 años antes el Atlético ganaba ante el Depor en el Calderón su séptima Liga.

Tifo del Wanda Metropolitano el 20 de mayo de 2018 para despedir a Fernando Torres.
DANI SANCHEZ DIARIO AS

El 20 de mayo es un día de efemérides rojiblancas. Mientras el fútbol regresa, el día 12 de junio es la fecha marcada por LaLiga, el calendario alimenta los recuerdos, revive las emociones de lo que serán tres meses sin fútbol. Y si el 17 de mayo es un día rojiblanco, con la consecución de la Copa del Rey en el Bernabéu en 2013 y LaLiga con el inolvidable gol de Godín en el Camp Nou en 2014, el 20 de mayo  también. Hay dos cosas inolvidables que ocurrieron tal día como hoy. La primera es la despedida de una leyenda. La segunda, la celebración de la séptima Liga rojiblanca.  

El de Fernando Torres fue el primer gran adiós del Wanda Metropolitano. El Niño, la luz a la que la afición se agarró en los años más difíciles del viejo Calderón, el descenso a Segunda, se despedía por segunda vez del club de su vida. La primera fue en 2007, ahora en 2018 era la definitiva (de hecho poco más de un año después, Torres colgaba las botas en Japón). Era 20 de mayo y el Atlético jugaba su último partido de la primera temporada del nuevo campo rojiblanco ante el Eibar. Sobre la hierba, un empate, 2-2, en la grada sólo un grito: "De niño a leyenda". Estaba escrito en las letras mayúsculas de un tifo

FUTBOLLa afición celebra sobre el césped del Calderón la Liga de 1973.

"Me gustaría dar un mensaje de agradecimiento a mucha gente. Sois muchos los que me habéis ayudado a conseguir esto. Me gustaría empezar por los que están en el tercer anfiteatro. En especial a dos personas: a Luis Aragonés, al que le agradecemos que nos enseñara el camino y cómo es el Atlético. Lo mejor está por venir. También me gustaría mencionar a mi abuelo, que me dio el regalo más grande que se le puede hacer a un nieto que es hacerlo del Atlético de Madrid", comenzaría diciendo. Un discurso pronunciado hace ahora dos años y que ya es para siempre, como cuando Torres habla, nunca lo hace de manera baladí, siempre se queda. "Ahora os dejo solos y sé que vais a conseguir lo que queremosDespués de todo esto, después de tantos partidos, todo se queda pequeño por el cariño que me habéis dado vosotros desde que entré en el campo y sólo sabía correr", añadía. 45 años antes, el Atlético había vivido otro 20 de mayo inolvidable

La Liga de 1973

Tuvo algo aquel título que lo hizo especial. La segunda Liga ganada por los rojiblancos desde el cambio de estadio, del viejo Metropolitano al Manzanares, pero la primera sobre su hierba, porque la de 1969 se ganó en Sabadell, lejos de casa. Era 20 de mayo de 1973, el Atlético disputaba la ultima jornada de Liga en el Vicente Calderón. Si ganaba al Deportivo, que se jugaba la categoría, se proclamaría campeón de Liga, la séptima para sus vitrinas. Pacheco, Melo, Benegas, Quique, Adelardo, Iglesias, Ufarte, Luis, Gárate, Irureta y Alberto fueron los once hombres elegidos para completar la hazaña y proclamarse campeón, dos puntos más sobre el Barcelona, su gran rival en la temporada por el título. Luis, Adelardo y Gárate marcaron los goles, 3-1 fue el resultado final. Cuando el árbitro pitó el final del partido aquel 20 de mayo de 1973 la afición llenó el campo. Tenía una efeméride para siempre que sumar a su calendario.