LEGANÉS

El Leganés vuelve a pleno pulmón

Tras más de una semana de vuelta al trabajo los parámetros son positivos y no se han detectado dolencias serias, sólo sobrecargas. Optimismo para el retorno a la competición.

El Leganés retorna a pleno pulmón
PABLO MORENO LALIGA

El fútbol (nuevo fútbol, por precisar) se convulsiona. Lo hace al ritmo de espasmos musculares previstos. Las lesiones que muchos expertos vaticinaron por el parón han llegado para quedarse. El primer balance en la Bundesliga asustaba: ocho tocados en seis partidos, los disputados la jornada del sábado. También en los entrenamientos se sufre. La combinación es peligrosa: retorno tras frenazo y estrés. Por eso en Butarque están contentos. Muy contentos. Tras más de una semana de entrenos individualizados (hoy comenzaron los grupales) el balance no es bueno: es excelente.

Ni un solo lesionado y piernas en buenas facultades. Así describen desde el seno del club la situación física de un plantel que sí, que ha notado cómo al retornar el cuerpo no trabajaba igual que antes, pero que tampoco ha sufrido en demasía los efectos de tan singular situación. En el vestuario esperaban algún estropicio más. Algún tocado de consideración. Nada de nada.

Las causas del buen retorno

Las sobrecargas, eso sí, han emergido como elemento común más de un paisaje que, pese a todo, es positivo. Que no haya bajas o problemas graves, señalan en el cuerpo técnico, no es cosa de la casualidad.

En primer lugar, apuntan a la responsabilidad de una plantilla que desde el primer día ha trabajado comprometida, pidiendo ejercicios las jornadas de descanso telemático. Incluso en las primeras semanas, añaden fuentes consultadas por AS, algún jugador poco amante del gimnasio sorprendió a sus compañeros y a los miembros del banquillo pidiendo tablas extra que no entraban en el menú habitual. Ver para creer.

El trabajo de los preparadores

La otra causa de tan buen retorno a la pseudo-rutina radica en Pol Lorente, el preparador físico, y el resto de miembros del staff pepinero, como el readaptador Sergio Martos o los fisios del equipo. Todos se han volcado en elaborar fórmula de trabajo que fueran atractivas durante el periodo que los jugadores no podían salir de casa.

Una de la más llamativas fue el 'Netflix' del Leganés. Una plataforma en YouTube que, como desveló AS, ofrecía a los jugadores vídeos cortos de apoyo para trabajar en casa o para, por ejemplo, aplicar consejos de una psicóloga deportiva. En el vestuario el aplauso a Pol y sus compañeros de inventiva técnica es generalizado. Todos saben que, sin ellos, esa buena condición física no habría sido posible.

Un cuerpo médico a distancia

Responsabilidad del éxito que también comparten con los miembros del cuerpo médico, que en esos días iniciales se volcaron en atender a los jugadores, primero con las dudas sobre la COVID-19, y después con cualquier tipo de molestia generada por entrenar en casa. Así más de un futbolista pepinero ha llegado a Butarque en plenitud, vistas las circunstancias.

La única espina clavada al sur de la capital es Szymanowski, al que el parón ha afectado más que a otros al tener que retrasar las rutinas de recuperación sobre césped. Pese a ello, su trabajo específico y solitario está siendo positivo. Hay esperanzas de que pueda estar disponible para las jornadas que faltan, aunque manda la prudencia para evitar problemas mayores o recaídas de su lesión de rodilla.