REAL MADRID

Haaland: 66 días entre elogios, consejos y el interés del Madrid

El noruego ha marcado este parón del fútbol por el coronavirus. Su impacto ha generado una oleada de elogios. Este sábado vuelve a jugar. El Madrid, atento.

Si hay un jugador que ha marcado este parón de fútbol en Europa obligado por la crisis del coronavirus, ese ha sido Erling Braut Haaland (19 años). En estos 66 días que han transcurrido desde su último encuentro, la vuelta de octavos de Champions contra el PSG (derrota por 2-0 y eliminación) y el regreso de la competición (este sábado en Movistar a las 15:30, frente al Schalke), el joven delantero del Borussia Dortmund ha acaparado titulares, protagonizado elogios, recibido consejos y estado envuelto constantemente por el interés del Real Madrid en reclutarle de cara a su plan de futuro.

La irrupción del nórdico en la Bundesliga esta temporada ha sido un suceso que ha impactado a Europa: suma en el Borussia 12 goles en 11 encuentros, que son 40 en 33 encuentros si se contabilizan los que hizo con el Salzburgo en el inicio de temporada. Sólo el ‘advenimiento’ de Mbappé superó en brillo al del noruego. El parón del fútbol por la pandemia le llegó en el peor momento a Haaland, que iba lanzado y era el ‘9’ más en forma del continente, pero esta pausa forzosa también le ha servido como baño de gloria. Los elogios de expertos y exjugadores han sido constantes. "Es un animal", le definió Cassano. "En un par de años irá a un gran equipo por 200 o 300 millones; es el más fuerte de todos", pronosticó Vieri. "Es una bestia", zanjó Tuchel, que le 'sufrió' en la Champions (le hizo un doblete en la derrota del PSG en la ida de octavos). “Es una puñetera tormenta, corre como Usain Bolt”, exclamó Berbatov en referencia a las vertiginosas carreras y la sorprendente coordinación de movimientos a pesar de su físico (1,94 metros de altura). “Será el mejor delantero de la próxima década”, no dudó en AS Christoph Freund, director deportivo del Salzburgo, exequipo del jugador de moda en Europa. Figo también alzó la bandera pro-Haaland y lanzó un lamento al aire: “El Madrid debió ficharle antes que el Borussia”.

Ese interés del Madrid ha alterado la agenda de Haaland en este parón. En sus pocas intervenciones públicas, los periodistas le han preguntado por esos cantos de sirena blanca. “Me concentro en hacer mi trabajo, no en la atención que los demás dirigen hacia mí. Hago mi trabajo lo mejor que puedo, es lo que más me gusta”, asegura, cauto. Su idea en cuanto a su futuro la tiene clara y así la esbozó en una entrevista en Eurosport Noruega: “Antes de elegir a qué club vas a ir tienes que medir lo bueno que eres, lo bueno que es el club, la gente de allí, cómo te cuidan, cómo te ayudan a evolucionar…”. Haaland es el nueve que más gusta en el Santiago Bernabéu y la opción de su fichaje está en la agenda. Es un prodigio goleador y el Madrid echa en falta precisamente eso, el gol. Pero por el momento, el jugador opta por lanzar mensajes prudentes, consciente de su juventud y de su proyección.

Mensajes de prudencia

Estos argumentos son los que exponen los que han salido a escena aconsejando al jugador que no tenga prisa por dar el salto al Madrid o al Manchester United, el otro equipo que suspira por él (su técnico, Solskjaer, ya le tuvo en el Molde). Uno de los que opinó en este ayuno de fútbol fue Lewandowski, el goleador más implacable de la Bundesliga en la última década. El del Bayern tiró de experiencia y le recomendó poner un poco de pausa: “Tiene un gran potencial, pero aún tiene tiempo. Podría ser bueno para él si se quedara en la Bundesliga por más tiempo antes de dar el siguiente paso". McManaman, exjugador del Real Madrid, le mandó un aviso: “No debe abandonar el barco prematuramente e irse directamente al Real Madrid. Ya has visto lo que le pasó a Luka Jovic”… El último en manifestarse a favor de que alargue su estancia en Dortmund fue una leyenda germana como Matthaus. "Haaland necesita jugar; mejor un par de años y al Madrid", dijo en #Vamos.

Según informó AS, no hay ninguna cláusula firmada en el contrato que firmó con el Borussia que le permita salir por 75 millones de euros a partir del mercado de invierno de la 2020-21. Sólo hay un acuerdo verbal entre su agente, Mino Raiola, y el club alemán, para tratar su venta a partir de 2022 si llega un grande. Pero mucho antes, este sábado, el noruego vuelve a jugar y lo hace rodeado de elogios, consejos y con el Real Madrid atento a todos sus movimientos.