REAL MADRID

Zidane tiene que lidiar con un problema 'extremo'

Después de recuperarse Hazard y Asensio, el técnico francés dispone de siete jugadores de banda. Con un 4-3-3, tendrá que descartar a cinco...

EI resto del colectivo de los entrenadores a esto lo llamaría "bendito problema", pero lo cierto es que Zidane tiene ahora a su disposición nada menos que siete jugadores de banda: Bale (30 años), Lucas Vázquez (28), Brahim (20), Vinicius (19), Rodrygo (19), Hazard (29) y Asensio (24). La recuperación de estos dos últimos, tras mucho tiempo de baja por sus lesiones (el mallorquín disfrutará de sus primeros minutos oficiales del curso), permitirá a Zidane disponer para la reanudación de LaLiga de sus siete extremos. Cuando apueste por el 4-3-3, tendrá que descartar a cinco. Pero cuando juegue con 4-4-2, sólo uno de ellos podrá ser el elegido para el once titular.

En ese caso es Hazard el que cuenta con todas las papeletas para ser indiscutible, por lo que habrá seis jugadores pegándose por una plaza en el once de gala. Zidane ha probado con todos, a excepción hecha de Brahim, al que sólo ha dado minutos en la Copa del Rey (jugó de salida en Salamanca y en el Bernabéu ante la Real Sociedad).

En el caso de Vinicius es con el que más se tendrá que mojar el técnico marsellés. Le ha costado mucho al brasileño ganarse la confianza plena de su entrenador, pero en los últimos partidos ya empezó a tener galones. El día del Clásico fue el mejor del equipo y abrió el triunfo del Madrid, lo que le sitúa en buena posición para luchar por seguir de titular. Eso sí, estaría relegado a la banda derecha, donde bajan mucho sus prestaciones.

El que parece tenerlo más crudo es Bale, al que quiso rescatar Zizou en el principio de temporada pero al que ha dejado fuera de las dos noches grandes del City (jugó sólo los últimos minutos) y del Barça (prefirió en la recta final a Mariano antes que al galés...). Una declaración de intenciones casi definitiva.

Rodrygo es un caso curioso, aparte de ser, junto a Asensio, el único que no es extremo al uso. Le dio la alternativa en Estambul cuando se lo jugaba todo el Madrid y después repitió con los turcos, metiéndoles un hat-trick. Pero el brasileño fue bajando sus prestaciones hasta terminar más en el Castilla que en el primer equipo.

Asensio es el gran beneficiado de la nueva normalidad que se le presenta deportivamente al Madrid. Por la derecha se desenvuelve de cine y Zidane podría apostar por el tridente que soñó en verano antes del infortunio del balear: Asensio-Benzema-Hazard. Dependerá de cómo responda Asensio cuando lleguen ahora los partidos oficiales en junio. El que sabe que tendrá minutos por su entrega y su solidaridad en el juego es Lucas. Zidane cuenta con el gallego.

Read in English: Zidane's wealth of attacking options out wide.