REAL SOCIEDAD

La Real echa raíces en Gijón

Un grupo de asturianos, liderados por David Covián, crean un nuevo club para la segunda regional asturiana llamado 'Real Sociedad de Gijón', con los colores y la pasión txuri-urdin.

Covian

La conexión de la Real Sociedad con Gijón se fortalece. Porque por si fuera poco aquel tan inolvidable como histórico gol de Zamora en El Molinón para ganar la primera liga txuri-urdin de su historia, ahora un grupo de benditos locos del fútbol, y seguidores de la Real Sociedad, se han echado la manta a la cabeza y no han tenido otra maravillosa ocurrencia que lanzarse a la aventura de crear un club llamado 'Real Sociedad de Gijón'. El asturiano David Covian es su alma máter. "En primer lugar la idea es dar un pequeño homenaje al club de mis sueños, Me recuerdo en El Molinón siendo casi un bebé celebrando el título de liga con el gol de Zamora, o siendo muy pequeño cuando iba a buscar la famosa hoja deportiva para ver cómo había quedado la Real. Le he dado una vuelta en estos días de confinamiento y hablando con la gente que también está detrás de este proyecto, nos pareció que era el momento de dar un paso adelante para representar los valores de siempre de la Real. Hay mucha gente trabajando en la sombra", explica a AS.

Uno de esos compañeros de viaje es otro asturiano aficionado del Sporting de Gijón, pero con mucha simpatía por la Real. "Recuerdo una vez que fuimos a Valladolid con David y estuvimos con unos aficionados de la Real, y reconozco que aquello me contagió la afición que tenían y su manera de ver el fútbol. Le coges cariño y va creciendo ese sentimiento, es un club al que me gusta ver, por lo que estoy muy ilusionado con este proyecto y a ver qué sale", añade Alberto Flecha, directivo de esta nueva Real asturiana. Quizá lo fácil era crear una peña nueva en Asturias, pero Alberto y David dan un paso más, y crean casi de la nada un nuevo club que empezará jugando en la segunda división regional de Asturias con los colores y el escudo azul y blanco. "Sí, porque la gente que lo ponemos en marcha estamos en activo. En el último año estuve más apartado del fútbol por trabajo, pero con la vuelta Gijón no perdí en contacto, y les propuse a cinco jugadores afines a mí cuando se me encendió la bombilla, y a día de hoy estamos en 18 jugadores en plantilla, con el objetivo de estar entre los tres primeros para pelear por el playoff, porque hay gente que sabe jugar y de nivel. Hay gente interesada en el proyecto. Imanol Alguacil nos dijo que a ver si en el futuro nos podemos enfrentar con la Real de verdad, sería un orgullo para nosotros, pero tenemos de entrada los pies en el suelo, porque la regional asturiana es muy complicada y fuerte, aunque sea de las más bajas del futbol nacional", explica Covian. Jugarán de azul y blanco. "No podía ser de otra forma y ya la tenemos lista para poder serigrafiarla. Y cuando la tengamos lista presentaremos a los jugadores. Nos van a identificar cuando nos vean saltar al campo por los colores txuri-urdin, en lo que llamamos el nuevo Atotxa", señala Alberto.

De entrada, la Real de Gijón jugará en los campos públicos de la ciudad asturiana, pero en el futuro esperan tener su propio campo. "Nos encantaría hacer un nuevo Atotxa en Asturias, rememorar aquella sensaciones de cuando había un saque de banda o cuando un córner era medio gol, esa sensación de domingo y juntarse para jalear. Posiblemente sea complicado, de ahí que necesitamos ese pequeño empujón empresarial e institucional, y ya tenemos alguna empresa gipuzkoana interesada en el proyecto", dice Covian. "Es verdad que aquí tira más el Sporting y el Oviedo, pero hemos recibido una respuesta muy buena, porque nos han salido aficionados nuevos para el equipo", dice Alberto Flecha sobre el carácter asturiano de un proyecto que cuenta con un padrino de excepción. "De momento, por parte de la Real tenemos el apoyo de su entrenador, Imanol Alguacil, que es un orgullo y estamos encantados. Se trata de una persona humilde y que siente el club. Estamos esperando la llamada de Aperribay, que tarde o temprano nos llamará, estamos seguros", asegura Covian.

Una de las opciones de este nuevo club es que con el tiempo pueda llegar a ser convenido con la Real Sociedad, para que pueda servir de pequeño vivero realista en Asturias. "Ya nos lo han comentado varias personas, a nosotros nos gustaría, claro, serviría para un empujón institucional al proyecto. La Real es un equipo de cantera y formar parte de esa gran cantera sería bonito. Nosotros integramos y trabajaremos para que podamos integrarnos todos en un mismo proyecto". Tan decididos están a representar a la Real en Asturias que, incluso, han solicitado permiso a la Casa Real para poder llevar el título de 'Real' en el nombre del club y poder llamarse 'Real Sociedad de Gijón'. Alberto Flecha se encarga personalmente de esa parte. "La Real y el Sporting con el escudo tienen una historia muy curiosa. Porque hace años un presidente del Sporting utilizó el escudo de la Real para hacer su enseña con los colores rojo y blanco, y está expuesto en El Molinón. Y nosotros quisimos conectar todo eso, y estamos en contacto con la Casa Real, pendientes de que nos den su consentimiento para poder utilizar el título de Real. Y si no nos dan la autorización, tenemos muchas alternativas, en vez de Real Sociedad poderle llamar 'Erreala gijonesa', algún nombre que vincule la Real con Gijón, siempre hay un plan B". Esta es la historia de un nuevo brazo de la Real Sociedad en Asturias, en un lugar inolvidable para la familia txuri-urdin como es Gijón.