RAYO VALLECANO

El Rayo vuelve al trabajo

Los jugadores se ejercitaron en la Ciudad Deportiva de forma individual y bajo un estricto protocolo de seguridad. Hubo control de temperatura y luego saltaron al césped con guantes.

Mario Suárez, Paco Jémez y De Frutos, en la vuelta al trabajo del Rayo.
@RayoVallecano

La vuelta a la 'normalidad' ya es una realidad en Vallecas. Los jugadores del Rayo regresaron al trabajo este lunes, desde las 08:30 horas, en la Ciudad Deportiva. Estas sesiones individuales, de unos 30 minutos de duración, siguieron un estricto protocolo de seguridad sanitaria. Primero hubo un control de temperatura y, después, saltaron al césped con guantes. Uno por uno. De forma escalonada. Tratando de impedir que hubiera más de cuatro futbolistas en el campo de forma simultánea. Para evitar cualquier tipo de contacto, llegaron vestidos de corto en sus respectivos vehículos y, al acabar, abandonaron las instalaciones sin ducharse y sin pisar el vestuario.

El técnico Paco Jémez, a quien vimos también provisto de una mascarilla, supervisó esta vuelta a los entrenamientos para la que pudo contar con todos los jugadores de la primera plantilla, exceptuando a los lesionados de larga duración (Alberto, Bebé y Ulloa). Una primera sesión en la que se realizó un trabajo preventivo inicial (diez minutos en los que se incidió en ejercicios de movilidad y cadera) y, posteriormente, sobre el verde, se alternaron carrera continua y movimientos específicos según el futbolista. Sólo tocaron el balón los porteros, quienes trabajaron (también individualmente) junto al preparador en un campo adyancente al del resto de sus compañeros.

Comesaña y Pozo, al mismo ritmo

El confinamiento ha permitido que tanto Pozo como Comesaña hayan terminado de recuperarse de sus respectivas lesiones. El mediapunta sufrió una rotura en el aductor mayor del muslo derecho; mientras que el centrocampista tuvo que pasar por el quirófano a causa de una hernia inguinal bilateral. Aunque ambos jugadores disfrutaron de una primera toma de contacto sobre el césped antes de la pandemia, ahora ya han trabajado al mismo ritmo que sus compañeros con buenas sensaciones.