SELECCIÓN ESPAÑOLA

Cracks del Siglo XXI: Mario de Luis, futuro guardián rayista

El joven portero de 17 años es una de las grandes promesas de la cantera del Rayo. El Madrid le descartó después de seis temporadas en Valdebebas.

Cracks del Siglo XXI: Mario de Luis, futuro guardián rayista

Mario de Luis es un portero de sólo 17 años (nacido en 2002, cumple 18 el próximo 5 de junio) en el que el Rayo Vallecano tiene depositadas muchas esperanzas para que en el medio plazo se asiente en el primer equipo. En el club vallecano cada llegada de un canterano al mundo profesional se celebra como un éxito que tiene un sabor especial.

Actualmente los clubes humildes tienen cada vez más difícil retener a sus mejores promesas. Los equipos grandes de España reclutan a los mejores talentos del país y también los extranjeros ‘pescan’ en las canteras españolas. En el caso del Rayo, el desafío es doble: tienen al ‘enemigo’ en casa. Es habitual la fuga de talentos desde su cantera a las del Real Madrid y Atlético. Los chicos no tienen ni que cambiar de ciudad y en esas edades el equipo vallecano no puede hacer nada para retenerlos. A ello hay que unirle la competencia del Leganés y el Getafe, que también intentan captar a jóvenes prometedores.

Por eso, proyectos como el de Mario de Luis ilusionan especialmente. Este portero comenzó jugando de… delantero. Fue en La Chimenea, un club de su barrio. Pronto se dio cuenta que no destacaba y pasó a la portería, donde encontró su lugar. En categoría Benjamín lo fichó el Madrid, que tras tenerle seis temporadas en Valdebebas decidió no renovarle. Jorge Rubio y Ángel Dongil, dos técnicos de la cantera vallecana, fueron los encargados de captarle. Es un método habitual en el Rayo: estar atento a los descartes de Madrid y Atleti, porque a esas edades se cometen muchos errores. Con 12 o 13 años es difícil predecir la progresión de un futbolista, porque cambian mucho de una temporada a otra.

En su cuarta temporada como rayista, Mario se ha consolidado definitivamente. Esta temporada ha combinado tres equipos: primer equipo (algunos entrenamientos y convocatorias), el Rayo B (cinco partidos en Tercera) y el Juvenil División de Honor (donde juega cuando no le reclaman de las categorías superiores). También ha llamado la atención de Pablo Amo, seleccionador español Sub-18. El parón ha cortado la que estaba siendo la mejor temporada de su vida, pero quiere más. "Puedo dar más de mí y que este año se quede en un bonito recuerdo", aseguró en una reciente entrevista en futboljuvenil.es. El curso que viene espera consolidarse en el filial para tener cada vez más presencia en el primer equipo… y en la Selección española.