LIGA TURCA

El Besiktas no escatima en gastos y se ha hecho construir una cabina de desinfección

El club de Estambul estrema las precauciones por el conoravirus y ha hecho instalar en su ciudad deportiva una enorme cabina para mejorar más la seguridad.

La cabina que se encuentran jugadores y trabajadores a la entrada de las instalaciones deportivas del Besiktas.
Besiktas

La pandemia del coronavirus está también golpeando de forma también importante en Turquía. Con unos 82 millones de habitantes, el país otomano tiene confirmados más de 137.000 positivos y va por más de 3.700 fallecimientos. Los primeros casos se registraron el 11 de marzo. El fútbol paró el 19 de marzo y, como muchos otros, se prepara ya para volver. Los equipos han comenzado a ejercitarse en las ciudades deportivas entre extremas medidas de seguridad. La intención es retomar la competición doméstica el 12 de junio y terminarla el 26 de julio.

Para cumplirlo, no se pueden dar pasos en falso y los equipos extreman las medidas de retorno al trabajo de sus jugadores. Lo hacen ya en sus ciudades deportivas y, en ese sentido, el Besiktas ha llamado la atención de muchos con una medida bastante espectacular, al menos a simple vista. Ha instalado en el acceso principal obligado de su centro deportivo una enorme cabina de desinfección por la que todos los jugadores y el personal tienen que pasar.

La dotación cuenta con una serie de aspersores en el interior de su estructura que rocían a la persona con un compuesto desinfectante y fungicida para eliminar cualquier tipo de virus. El Besiktas no ha escatimado en dinero y ha incluso personalizado la cabina con los colores y el escudo del club. No desentona en el entorno y es una medida más para preservar la seguridad de sus trabajadores. La cabina ha sido encargada, además, a la compañía turca Etisan, con lo que también se incentiva la tecnología y el trabajo nacional.

Medidas del fútbol turco y su protocolo.

En los próximos días la liga turca dará a conocer las medidas de seguridad para la disputa  de los partidos. Como en casi todas partes, serán partidos a puerta cerrada y los equipos tendrán que someterse a estrictas medidas de sanidad. Evidentemente, lo que más preocupa es la aparición de un positivo una vez reaundado el campeonato. En ese sentido, no el fútbol no se parará y ese futbolista será retirado y tratado como "un jugador lesionado". Tampoco habrá cambios en el calendario del campeonato y los partidos se seguirán jugando viernes, sábado, domingo y lunes, no hay ningún afán por acelerar la finalización de la temporada, ya que las fechas se acomodan para que todo termine el 25 de julio. Finalmente, se descarta la posibilidad de jugar en una única sede los encuentros que faltan y por ahora cada equipo usará su estadio. El campeonato se suspendió en la fecha 26, por lo que quedan por disputar 8 jornadas más, ya que todos los equipos están al día en su calendario. La liga tiene como líder a Trabzonspor con 53 puntos, los mismos de Istanbul, mientras que el Galatasaray de Falcao es tercero con 50 unidades. Hugo Rodallega y Óscar Estupiñán, con Denizlispor, están en el décimo puesto con 31 puntos.

El equipo de Falcao, Galatasaray, ya reanudó los trabajos en su ciudad deportiva. El club dividió los entrenamientos en tres grupos de jugadores, unos irán las 11:00, otros a las 17:00 y el último a las 18:30, esto se hace para mantener las normas de distanciamiento social y enfocarse en la recuperación física de los futbolistas después de pasar dos meses en casa.