INGLATERRA

El recluta Son, licenciado con honores

El del Tottenham ha acabado su 'mili' siendo el mejor de su promoción, lo que le valió un premio del ejército surcoreano. Es un excelente tirador.

Heung-Min Son acudió con un propósito claro a los Juegos Asiáticos de 2018: conseguir el oro para 'recortar' un servicio militar obligatorio que pasaría de dos años a apenas tres semanas. El surcoreano consiguió la medalla para su país y, aprovechando el parón por el coronavirus, decidió completar este entrenamiento y además con nota.

El futbolista ya ha sido licenciado después de pasar varios días con la Novena Brigada de Marines del ejército surcoreano en sus instalaciones en la isla de Jeju en las que ha entrenado su disparo con armas de fuego, ejercicios con bayoneta, combate individual, marcha con armas e incluso, primeros auxilios.

Según apuntan en Corea del Sur, su disposición y su buen hacer, le llevaron a ser el líder de su escuadrón durante todas las maniobras y además, ha sacado grandes notas en los ejercicios hasta convertirse en el mejor recluta de su promoción ganando así el premio Philseung, con el que ha posado en fotografías facilitadas por el ejército.

900
900
2007
900
Ver galería

Las imágenes de la estrella del Tottenham en el servicio militar

La estrella del conjunto inglés Son Heung-min se encuentra desde el 20 de abril realizando la formación militar en el cuerpo de los marines de su país (Corea del Sur).

La estrella del conjunto inglés Son Heung-min se encuentra desde el 20 de abril realizando la formación militar en el cuerpo de los marines de su país (Corea del Sur).

La estrella del conjunto inglés Son Heung-min se encuentra desde el 20 de abril realizando la formación militar en el cuerpo de los marines de su país (Corea del Sur).

La estrella del conjunto inglés Son Heung-min se encuentra desde el 20 de abril realizando la formación militar en el cuerpo de los marines de su país (Corea del Sur).

1 / 4

El futbolista del Tottenham consiguió una puntuación perfecta en un ejercicio relacionado con la resistencia mental, acostumbrado a soportar la presión del fútbol de élite y además, su puntería ante la portería parece que también se da con las armas de fuego, consiguiendo derribar todos los objetivos durante unas prácticas de tiro. "Son Heung-min obtuvo un montón de buenas puntuaciones. Nosotros no se las dimos. Fue una evaluación objetiva", asegura un oficial al diario Chosun para desmentir cualquier indicio de que fuera propaganda.

Eso si, a causa del coronavirus, Son no pudo disfrutar de su 'graduación' en el ejército junto a ningún familiar ni amigo igual que el resto de los reclutas. Según asegura la prensa local, esta formación ha terminado pero no todo el proceso y el jugador del Tottenham aún debe 544 horas de trabajos voluntarios para poder ponerle fin a su servicio al país.

Acabado este periodo de formación, Son podrá volar de nuevo a Londres para reincorporarse a los entrenamientos con el Tottenham después de pasar la cuarentena obligatoria de 14 días para cualquiera que entre al país. ¿La próxima misión del condecorado recluta Son? Que los Spurs entren en Europa si la Premier League regresa.