FÚTBOL FEMENINO | PEDRO MALABIA

"Una Primera Iberdrola de dos grupos mataría el producto"

Pedro Malabia, director de fútbol femenino de LaLiga y Director General de la ACFF afirmó en una conferencia online que la propuesta de la RFEF de hacer dos grupos es inviable

"Una Primera Iberdrola de dos grupos mataría el producto"
Inma Flores DIARIO AS

Pedro Malabia, director del fútbol femenino en LaLiga y Director General de la ACFF habló en un encuentro virtual organizado por The Football Business Academy junto a Tatjana Haenni, Directora del fútbol femenino en Suiza, Mike Golub, Director de negocio del Porland, y Nicole Allison, Mánager general del fútbol femenino en el Tottenham. El dirigente español fue muy crítico con una de las propuestas que la RFEF tiene sobre la mesa para poner final a la Primera Iberdrola: subir a cuatro equipos y hacer dos grupos de diez conjuntos para la próxima temporada.

"Espero que no se implemente una Primera Iberdrola de dos grupos. Eso mataría la evolución del producto y de la propia competición", sentenció Malabia. Además también hizo hincapié en la profesionalización de la competición que está considerada amateur a pesar de que las jugadoras viven de ello: "Desde un punto de vista realista debería se considerada profesional".

"En España, todas las futbolistas tienen sus contratos. También hay acuerdos sobre los derechos de televisión. Y, teniendo en cuenta que quedan solo ocho jornadas por disputarse, la temporada se podría terminar en un mes", sentenció Malabia que ya en más de una ocasión ha dejado clara su postura de que la temporada debe terminar.

"¿Por qué no trabajar en un protocolo para la vuelta del fútbol femenino? La mayoría de los equipos trabajan bajo una estructura masculina. Es verdad que tenemos clubes más pequeños, sin tantos recursos, y tendríamos que analizar si todos pueden responder a un protocolo. Creo que es algo en lo que podemos trabajar antes de tomar una decisión. Si después no hay manera de continuar la temporada lo aceptaremos, porque también para nosotros la prioridad es la seguridad", aseguró.

"Hace cinco años se ha iniciado un proyecto para favorecer el fútbol femenino. LaLiga ha empezado un proyecto para realzar el fútbol femenino y sus clubes, para ayudar y unir todas las experiencias y los clubes", explicó Malabia. Y continuó explicando el trabajo que se está llevando a cabo: "En este periodo están trabajando con los clubes para aumentar las experiencias y creaciónd e contenidos y para dar accesibilidad a la información a las personas. En España se han hecho producciones de televisión, tecnología.... todo para hacer el fútbol femenino más atractivo".

Focalizarse en el futuro

Tatjana Haenni, Directora del fútbol femenino en Suiza,dejó claro que ahora hay que mirar al futuro: "La crisis está cambiando. Ellas están en casa desde el inicio de marzo y están en contacto con llamadas en las cuales se habla del impacto financieron y los contratos de los patrocinadores. Hacen gestiones para explicarles en qué momento están y qué es posible y qué no es posible. Están muy atareados porque salir de esto depende mucho del trabajo. Es un periodo difícil. El fútbol femenino lo ve desde una posición positiva. Ha habido una reunión en marzo y han hablado de la liga, han hablado con expertos y prensa que pueden ser de ayuda". Por su parte, Nicole Alisson, del Totenham afirmó: "Lo más importante que tenemos que hacer ahora es focalizarnos en la oportunidad y el liderazgo del fútbol femenino. Hay fragilidad en el deporte, pero también oportunidad en todo el mundo", sentenció. "Es una oportunidad para recomenzar con el sostenimiento para la mujer". afirmó. Mike Golub, Director de negocio del Porland, por su parte, aseguró: "La situación que estamos viviendo es como consecuencia del virus. Es muy difícil para todos, en muchos deportes de hombres y de mujeres". "Todos estamos parados y en realidad tenemos dificultades y tenemos tenemos que encontrar la forma de salir y si razonamos y trabajamos también para el futbol femenino podemos encontrar respuestas positivas", afirmó.