ITALIA

Cristiano llega al aeropuerto para coger el vuelo de regreso a Italia

El portugués, que entró por la puerta trasera, está en el aeropuerto junto a su pareja y a la espera de poder subirse a su avión privado y emprender el vuelo a Turín.

Cristiano Ronaldo volverá este lunes a Italia.  El jugador de la Juventus está en el aeropuerto junto con su pareja Georgina Rodíguez, sus cuatro hijos y dos enfermeras listos para tomar el vuelo a Turín, según dnoticias. El portugués ha evitado a los periodistas al entrar por la puerta trasera y espera en la sala VIP para subirse en su avión privado. Este domingo, el avión del jugador de la Juventus aterrizó en Funchal para recoger a varios miembros de su staff y volvió a embarcar hacia Turín.

Cristiano está convocado para este martes cuando el fútbol italiano empezará a arrancar con sesiones individuales en las instalaciones de cada equipo. El club turinés pidió a sus jugadores extranjeros que regresaran para empezar a trabajar, aunque según lleguen tendrán que guardar 14 días de cuarentena, lo que retrasará la vuelta del 7 a las instalaciones de Vinovo. 

El COVID-19 complicó la vuelta de Cristiano a Italia

Las restricciones al tráfico aéreo impuestas para frenar la expansión de la COVID-19 en Europa han complicado el regreso de Cristiano Ronaldo desde Madeira a Italia para sumarse a los entrenamientos de su equipo, la Juventus.

Ronaldo, según el diario Récord, tenía previsto abandonar Madeira el domingo, finalmente lo hará este lunes, para iniciar una cuarentena de 14 días antes de sumarse a los entrenamientos.

Sin embargo, el estado de emergencia vigente en España ha cambiado los planes iniciales del jugador que, de acuerdo con el diario, pasaban por viajar en su avión privado a Madrid para que su pareja, Georgina Rodríguez, y sus hijos se quedaran en la capital española, antes de seguir viaje hasta Turín.

Frustrado el plan, Cristiano viajará este lunes a Italia directamente con la vista puesta en regresar al trabajo de su equipo el próximo 18 de mayo.

Ronaldo y su familia viajaron a Madeira en marzo para visitar a la madre del crack portugués y decidieron quedarse en su mansión en la isla mientras se aclaraba la situación en Italia, uno de los países más golpeados por la pandemia.