FÚTBOL FEMENINO

Megan Rapinoe se ofrece para ser vicepresidenta de EE UU

"Yo creo que podría jugar a fútbol y ser tu vicepresidenta", le dijo la futbolista estadounidense a Joe Bidden, candidato demócrata a la presidencia del país norteamericano.

Megan Rapinoe, jugadora de Estados Unidos.

Megan Rapinoe no sólo es un icono del fútbol femenino mundial. La considerada como mejor futbolista del mundo (ganó el The Best y el Balón de Oro en 2019) también se ha convertido en todo un referente político. Tanto es así que una encuesta realizada por Public Policy Polling le dio un 42% de apoyo del electorado estadounidense, una cifra con la que podría ganar a su archienemigo Donald Trump. Tras publicarse aquella encuesta, que coincidió con el pasado Mundial de Francia de 2019, en el que se vivió más de un cruce de declaraciones entre Rapinoe y el presidente estadounidense, la vigente campeona del mundo se desmarcó de querer enfocar su carrera también a la política. Casi un año después de aquello, la futbolista parece haber cambiado de idea.

Y es que Megan Rapinoe se ha ofrecido como vicepresidenta de los Estados Unidos. Lo hizo en un directo de Instagram con el candidato demócrata a la presidencia Joe Biden, la que le dejó claro su disponibilidad para trabajar en la Casa Blanca: "No quiero ponerte en un problema, pero yo creo que podría jugar a fútbol y ser tu vicepresidenta. Si lo necesitas estoy disponible para una entrevista y hablamos de los detalles y de mi logística. Ponlo en tu lista". La petición, que se realizó en un tono distendido, es toda una declaración de intenciones. Incluso la mujer de Biden, Jill, que se tintó el pelo de color morado en honor de Rapinoe, se mostró "encantada" de que la futbolista estadounidense llegue a ser vicepresidenta.

La conversación tuvo lugar después de que un juez rechace la demanda de la selección femenina de Estados Unidos por la igualdad salarial. Una lucha con la que está muy comprometida Megan Rapinoe, que publicó tras este anuncio: "Nunca dejaremos de luchar por la IGUALDAD". A la centrocampista del Reign FC se sumó en su protesta contra la decisión judicial el propio Biden: A la Selección femenina de Estados Unidos: no te rindas en esta pelea. Esto aún no ha terminado. A la Federación estadounidense: salario igual, ahora. O bien, cuando sea presidente, podéis ir a otra parte para obtener fondos para la Copa Mundial".

Rapinoe, fiel opositora de Donald Trump

Rapinoe, que es una de las grandes estrellas del fútbol femenino, vivió el momento cumbre de su carrera tras ganar el Mundial de 2019 junto a la selección de las barras y las estrellas. Aquella cita mundialista fue para la jugadora norteamericana un altavoz para reclamar mayor igualdad en el fútbol y, sobre todo, para seguir mostrando su rechazo a las políticas de Donald Trump. Y es que la dos veces campeona del mundo mostró en más de una ocasión su rechazo hacia las políticas de Donald Trump. 

Desde permanecer en silencio durante el himno de Estados Unidos hasta asegurar que no iba a ir a la "puta Casa Blanca" si ganaban el Mundial. "¡Termina el trabajo!", le respondió tras aquello el presidente norteamericano. Y, ella, lo terminó, siendo la estrella de su selección y de la Copa del Mundo. No era la primera vez que la jugadora presentaba su disconformidad con el presidente de Estados Unidos. El 'divorcio' entre Megan Rapinoe, la capitana de la Selección de Estados Unidos, y Donald Trump, es evidente y viene de lejos, incluso de antes de que este fuera elegido como máximo mandatario del país.