FÚTBOL FEMENINO

US Soccer admite que el trabajo de las futbolistas exige igual habilidad que el de los hombres

Las internacionales de la Selección de EE UU presentaron en el juzgado estas alegaciones y todo indica que se podría evitar el juicio fijado para el 5 de mayo.

US Soccer admite que el trabajo de las futbolistas exige igual habilidad que el de los hombres
JOHANNES EISELE AFP

En medio de las turbulentas aguas que bajan en todo el mundo en general y del deporte en particular por la crisis del coronavirus, el fútbol femenino parece estar cada vez más cerca de encontrar un remanso de paz en Estados Unidos. El acuerdo ente la federación estadounidense de fútbol y las jugadoras de su selección, vigentes campeonas del Mundo, en relación al famoso "equal pay" (igualdad salarial) podría estar más cerca tras años de disputas que acabaron en la demanda presentada por las jugadoras en marzo de 2019.

El paso previo para evitar el juicio fijado para el 5 de mayo por la demanda presentada por las futbolistas estadounidenses por "discriminación de género" ya se ha dado. Y lo ha dado primero la US Soccer, al reconocer que "los trabajos de los jugadores de WNT (Women's National Team) y MNT (Men's National Team requieren la misma habilidad, esfuerzo y responsabilidad", al tiempo que la federación estadounidense ha reconocido que ambos, tanto las y los futbolistas, "realizan el mismo trabajo".

Hace apenas unos días la nueva presidenta de la US Soccer, Cindy Parlow Cone, aseguraba que la igualdad salarial era una prioridad para la Federación de Fútbol de Estados Unidos, al tiempo que reconocía que la prioridad era resolver la demanda de las internacionales sin tener que ir a juicio.

Ayer los abogados de las internacionales presentaron en el juzgado documentos que acreditan que la federación estadounidense ha reculado de las manifestaciones sexistas que realizaron sus abogados a primeros de marzo. En sus alegatos defendían la desigualdad salarial sustentada en las mayores habilidades requeridas por el equipo masculino, basadas en "la velocidad, la fuerza y la responsabilidad", para desempeñar el mismo trabajo. Esta afirmación desencadenó un escándalo en toda regla en el fútbol estadounidense y la dimisión de su ya expresidente, Carlos Cordeiro, debido a la indignación de las jugadoras y de los aficionados y a la presión social y mediática de grandes patrocinadores como CocaCola, entre otros.

La dimisión de Cordeiro trajo un relevo importante en la lucha por la igualdad de las internacionales. Su puesto lo pasó a ocupar Cindy Parlow Cone, una exfutbolista internacional hasta entonces vicepresidenta en la junta directiva de Cordeiro.

Con este paso dado por la Federación en primer lugar y por las jugadoras a continuación, parece que el acuerdo por el pago igualitario está más próximo. La crisis por el coronavirus ha obligado a Estados Unidos a aplazar multitud de juicios, por lo que la vía del acuerdo y evitar a toda costa el juicio del 5 de mayo es la más deseada por ambas partes para poner fin a un conflicto enquistado desde hace años. Están llamados a testificar oficialmente grandes patrocinadores de USA Soccer, como pueden ser las grandes empresas CocaCola y VISA.