MÁLAGA

El Ramadán tiene un impacto notable en el Málaga

Munir, Sadiku, Hicham, Benkhemassa y Boulahroud deberán compaginar los entrenamientos y el ayuno. En Segunda hay 11 equipos que no cuentan con ningún musulmán en sus filas.

El Ramadán tiene un impacto notable en el Málaga
MARIANO POZO DIARIO AS

El Málaga sigue ultimando todos los preparativos previos al regreso a los entrenamientos bajo el estricto protocolo de seguridad trazado por LaLiga. Los jugadores se someterán a los tests entre el 5 y el 7 de mayo y posteriormente volverán al trabajo de forma individualizada. Este regreso a los entrenamientos será más particular si cabe para cinco jugadores de la plantilla blanquiazul, que añadirán a todas las pautas de seguridad la complejidad que supone el compatibilizar el deporte de élite con el Ramadán, noveno mes del calendario islámico que este año se está desarrollando entre el 23 de abril y el 23 de mayo.

Munir, Benkhemassa, Boulahroud, Sadiku e Hicham comparten creencias religiosas y cumplen cada año este mes de ayuno y oración. Desde hace unas cuantas temporadas el Ramadán tiene un profundo calado en el vestuario del Málaga. Más que en ningún otro equipo de Segunda. Los blanquiazules cuentan con la mayor representación musulmana de la categoría.

A estos cinco jugadores de la primera plantilla habría que sumar también al jugador del filial Abqar, que tiene alguna opción de ser incluido en la lista definitiva para el regreso al trabajo en los próximos días. Si el joven central de la cantera se suma al primer equipo, serán seis los malaguistas que compaginen los entrenamientos con el Ramadán. Además, el acuerdo suscrito hace años con la Academia Mohammed VI de Marruecos (desde allí llegaron En Nesyri, Hicham o Abqar entre muchos otros) propicia que también haya unos cuantos jugadores en la Academia blanquiazul que cumplen con este precepto religioso.

El Ramadán obliga a cambiar los hábitos de alimentación y descanso, de ahí que los futbolistas deban seguir ciertas recomendaciones para cumplir con sus creencias religiosas sin menoscabar su día a día profesional. Es por ello que deben beber mucha agua y bebida isotónica durante la noche y hacer varias comidas para recuperar líquidos e hidratos, ya que durante el día no pueden ingerir nada.

Con cinco jugadores (seis si Pellicer llama a filas a Abqar), el Málaga lidera con mucha diferencia el ranking de equipos con jugadores que cumplen el Ramadán. Después de los blanquiazules, figuran Deportivo (Abdoulaye Ba y Koné), Fuenlabrada (Sekou y Pathé Ciss) y Lugo (El Hacen y Lass Bangoura), con dos cada uno; Zaragoza (El Yamiq), Rayo (Yacine), Numancia (Moha), Racing (Enzo Lombardo), Huesca (Doukouré), Girona (Diamanka) y Las Palmas (Drole) cuentan con un futbolista de religión musulmana en sus plantillas y un total de 11 equipos no cuentan con ninguno en sus filas: Alcorcón, Sporting, Mirandés, Elche, Oviedo, Ponferradina, Albacete, Cádiz, Almería, Extremadura y Tenerife.

Munir: “Echo de menos romper el ayuno con mi familia”

Munir afirmó hace unos días a los medios del club que echa “mucho de menos el romper el ayuno con mi familia, el tenerlos cerca. Ese momento del ayuno es importante y se echa de menos, y también no poder ir a la mezquita”. Hasta ahora el confinamiento le ha facilitado el Ramadán: “Planificas los entrenamientos en base al día del ayuno. Intento que sea lo más próximo a la comida, facilita el entrenamiento y la hidratación”. A partir de la próxima semana, el día a día y el ayuno se le harán más duro tanto a Munir como al resto de compañeros que cumplen el Ramadán.