SERIE A

Las regiones desafían al Gobierno: cinco equipos del Calcio podrían volver a entrenar

Una ordenanza de Emilia Romagna le permitiría regresar al trabajo a Bolonia, Parma, Sassuolo y SPAL. El Nápoles también está en contacto con la región Campania.

Las regiones desafían al Gobierno: cinco equipos del Calcio podrían volver a entrenar
CIRO DE LUCA REUTERS

El pulso entre Gobierno italiano y fútbol viven esta mañana otro capítulo fundamental. Mientras los clubes de Serie A están reunidos en asamblea discutiendo los próximos pasos (y la negociación con las televisiones para el pago de los derechos de trasmisión), dos regiones del país podrían superar el bloqueo a los entrenamientos impuesto por el Estado. Según el último decreto, a partir del 4 de mayo solo podrán volver al trabajo los atletas de deportes individuales, pero Emilia Romagna, con una ordenanza, autorizó los entrenamientos "de manera individual para atletas profesionales y no profesionales reconocidos por el Comité Olímpico, respetando distanciamiento social y sin aglomeraciones, también para disciplinas deportivas de equipo". De esta manera, cuatro equipos del Calcio (Bolonia, Parma, Sassuolo y SPAL) podrían volver a sus ciudades deportivas a partir del próximo lunes. A ellos podría sumarse pronto el Nápoles: el club de De Laurentiis estuvo en contacto con el presidente de la región Campania, Vincenzo De Luca, que podría tomar una decisión parecida en las próximas horas.

Las medidas desbancan las del Gobierno, que sin embargo podría congelarlas con un requerimiento como ya ocurrió en Calabria, donde se quería empezar a abrir terrazas de bares y restaurantes. Además, los clubes de Serie A están buscando un camino común y es complicado que algunos se adelanten a los demás en la carrera para el regreso al trabajo. El ministro de Deportes Vincenzo Spadafora, partidario del cierre de los campeonatos, ayer habló de una posible reanudación de los entrenamientos a partir del 18 de mayo si el protocolo propuesto por la Federación Italiana de Fútbol pasará el visto bueno del Comité Técnico-Científico. Lo que ha ocurrido hoy podría cambiar otra vez el escenario.