REAL MADRID

Photoshop vintage: ¿De verdad son Kopa y Zoco?

Hay dos retoques llamativos en las fotos del Madrid que ganó la Copa de Europa conquistada en 1959 y los campeones de la Liga lograda en 1964.

Photoshop vintage: ¿De verdad son Kopa y Zoco?

Buceando en los archivos fotográficos de la historia del Real Madrid se encuentran cosas curiosas. En este caso, dos fotografías que presentan dos retoques llamativos. Hablamos de los años 50 y 60, en lo que no existían los sistemas modernos que permiten trucar una imagen sin que te des cuenta. El famoso ‘photoshop’ que ahora están tan de moda. En este caso concreto al que me refiero les voy a hablar de dos fotografías en las que posaron el Madrid que ganó la Copa de Europa conquistada en 1959 y los campeones de la Liga lograda en 1964. Son dos retoques tan llamativos que si se fijan con detenimiento resultan hasta simpáticos. Pasemos a detallarlos.

La primera imagen corresponde a la fotografía que el club hizo a los campeones de la cuarta Copa de Europa consecutiva, ganada al Stade de Reims francés en Stuttgart. Los blancos ganaron por 2-0, con goles de Mateos y Di Stéfano. El once titular aquella tarde en suelo alemán estuvo formado por Domínguez; Marquitos, Santamaría, Zárraga; Antonio Ruiz, Santisteban; Kopa, Mateos, Di Stéfano, Rial y Gento. Pues si ven la fotografía realizada en el césped del Bernabéu posan teóricamente, de izquierda a derecha, Kopa, Mateos, Di Stéfano, Rial y Gento (de pie); Marquitos, Santisteban, Santamaría, Domínguez, Zárraga y Antonio Ruiz (agachados). Si se fijan en Kopa, el primero de pie por la izquierda, tiene una cabeza totalmente desproporcionada respecto del cuerpo elegido para la foto. Indagando, la explicación más fiable es que el gran jugador francés decidió tras ganar esa Copa de Europa conquistada en Stuttgart regresar al Stade de Reims (el que fue su equipo antes de fichar por los blancos) por motivos familiares y personales que le llevaban a volver a su país. Santiago Bernabéu entendió sus razones y dio luz verde a que Raymond se marchase a Francia de regreso. Al no estar presente físicamente en el día que hicieron la foto con el once triunfal de Stuttgart, decidieron poner su cabeza en el cuerpo de otro futbolista (podrían ser Chus Herrera o Joseíto, que jugaron en su puesto).

La segunda imagen corresponde a una foto del equipo que conquistó la Liga de la temporada 1963-64, que acabó siendo la última del mítico Di Stéfano (acabó yéndose tras perder la final de la Copa de Europa con el Inter y tener después una bronca sonada con Miguel Muñoz por dejarle fuera de la lista para un derbi de Copa ante el Atleti). Los blancos cantaron el alirón liguero con solvencia, con 46 puntos (cuatro más que el Barcelona). La fotografía recoge a 12 jugadores del equipo campeón en vez de 11, dado que los dos porteros tenían casi la misma consideración. Está ubicada en el campo de tierra que tenía Chamartín donde hasta hace poco estaba el centro comercial del Esquina del Bernabéu. Ahí solían hacer partidillos los jugadores cuando estaban relajados, dado que al lado estaba la piscina del Madrid. En esa fotografía están, de izquierda a derecha: Vicente, Isidro (padre de Quique Sánchez Flores), Santamaría, Zoco, Muller, Pachín y Araquistain (de pie); Amancio, Félix Ruiz, Di Stéfano, Puskas y Gento. Si se fijan bien, Zoco aparece con una estatura minúscula, casi grotesca. Algo absurdo porque el navarro era de los más altos de la plantilla con sus 1’85 metros. Se nota que ha puesto su cabeza en un cuerpo de un jugador mucho más bajo, que en este caso podría ser Pedro Casado, también defensa. Desconozco el motivo, pero seguramente el día que se hizo la foto estaría Zoco indispuesto o sufriría alguna lesión que le impidió posar. Eran los ‘photoshop’ de la época. Ingenuos y sin ninguna mala intención.