COPA DE BIELORRUSIA | SEMIS

El fútbol no se detiene en Bielorrusia: BATE y Brest, a la final de Copa

Ambos equipos disputaron la vuelta de las semifinales del torneo copero bielorruso y lucharán por llevarse el título. La final se disputará el 24 de mayo.

BATE y Dinamo Brest se verán las caras en la final de Copa.

En medio de la pandemia del coronavirus, todavía quedan resquicios a los que los futboleros pueden aferrarse. Uno de ellos se encuentra en Bielorrusia. Hoy, BATE Borisov y Dinamo Brest se han clasificado para la final de la Copa, que se disputará el próximo 24 de mayo, tras eliminar a Slavia Mozyr y Shakhtyor Soligorsk respectivamente. Ambos equipos, que han comenzado bien la Liga, consiguiendo 10 puntos el primero y 9 el segundo de 18 posibles, se enfrentarán en la última batalla de la lucha por el título.

El BATE, viejo conocido de la Liga, ya que se ha enfrentado a Barcelona y Real Madrid, y equipo más laureado de Bielorrusia, consiguió remontar el 1-0 con el que el Slavia Mozyr había tomado ventaja en la ida. En el Borisov Arena, Volkov y Tymonyuk, con un gol en propia puerta, le dieron la vuelta a la eliminatoria en los primeros 45 minutos.

Después de vencer al Gorodeja a domicilio, el BATE fue también superior al Slavia, y aunque durante toda la segunda parte vivieron con la tensión de saber que un gol de los visitantes les dejaba fuera de la lucha por el título, los pupilos de Alshevsky fueron solventes y supieron aguantar el resultado.

El otro encuentro de semifinales llegaba con un resultado, a priori, más favorable para los visitantes, que llegaban con una ventaja de dos goles gracias al 2-0 cosechado en la ida. En la primera parte, el Dinamo Brest, campeón de la Copa en 2017 y 2018 y de la pasada Liga, salió con las ideas muy claras y fue capaz de irse al descanso ganando por 0-2 gracias a los goles de Savitskiy, que ya había anotado en Brest, y Gordjchuk.

El Shakhtyor Soligorsk, vigente campeón de Copa y que solo hace cinco días vencía a su rival en liga, veía casi sentenciadas sus opciones de llegar a la final. Pero, tras el paso por los vestuarios, el equipo de Vernydub se fue con todo a por su rival. Ivanovic y Lisakovich, por partida doble, pusieron en 8 minutos el partido patas arriba.

El gol de Podstrelov, a quince minutos del final, hacía presagiar una remontada de época para un equipo que se veía con serias opciones de lograr una hazaña heroica, la de marcar cinco goles en 45 minutos y clasificarse para la final. El sueño del Shakhtyor, sin embargo, no terminó de cumplirse. Solo un gol les separó de una de las grandes hazañas futbolísticas de esta crisis sanitaria.