INGLATERRA

Souness y Le Tissier destapan la verdad del "primo" de Weah

El antiguo entrenador y el exjugador del Southampton coinciden a la hora de calificar a Ali Dia, uno de los fichajes más raros de la historia del fútbol: "sabíamos que era un inútil".

Souness y Le Tissier destapan la verdad del "primo" de Weah

Difícil panorama se le presentaba a Graeme Souness a principios de la temporada 1996/97 para dirigir a su Southampton. La plantilla de Los Santos se encontraba muy mermada por una plaga de lesiones y apenas disponía de fondo de armario. Casualidades del destino, el club recibió una llamada muy especial: al otro lado se encontraba George Weah, flamante balón de oro por aquel entonces y el único africano de la historia que ha alcanzado tal distinción.

El motivo de su llamada era para ofrecer al club del sur de Inglaterra a Ali Dia, su primo, con el que había coincidido en el París Saint Germain. La desesperación por conseguir jugadores y la relevancia de la persona que se encontraba al teléfono hicieron que Souness aceptase la propuesta: Dia estaría un mes a prueba en el club.

Su debut se produjo en la primera mitad del encuentro liguero contra el Leeds United. Matthew Le Tissier, la estrella del equipo, pidió el cambio tras haberse lesionado. Entonces, Souness decidió darle una oportunidad a Ali Dia, quien saltó al campo con el dorsal 33. Pocos minutos después de que el senegalés irrumpiese en el césped de The Dell, se comprobó su verdadero nivel, cosechando una actuación tan pobre que no llegó a completar el encuentro.

Poco después, se descubrió la verdad: Weah declaró que no tenía ningún primo con el que compartiese vestuario en el PSG (ni siquiera compartían país de origen) y desde Senegal advirtieron que Ali Dia nunca había sido un futbolista profesional. Por si fuera poco, el mejor jugador del mundo de ese momento aseguró que en su vida se había puesto en contacto con el Southampton.

Este fichaje, considerado como uno de los más bochornosos de la historia del fútbol, ha sido explicado con más profundidad por Souness y Le Tissier, quienes compartieron unas declaraciones para Sky Sports que no tienen desperdicio.

Tomó la palabra el entrenador de aquella plantilla, quien aseguró que "es una historia graciosa, pero no exactamente como la lees o la escuchas. Alguien en el club recibió una llamada en la que se contaba que el primo de George Weah quería una prueba. Matt (refiriéndose a Le Tissier) sabrá que tenemos un montón de investigadores. Entonces apareció este tipo. En solo cinco minutos, se sabe si un jugador es apto para jugar o no. Sabíamos que era un inútil. Pero no teníamos suficientes jugadores. Se lesionaban cada vez más a medida que avanzaba la semana, Matt era nuestro único delantero. Contra el Leeds, Matt se lesionó en el minuto 20. Terry Cooper me dijo que teníamos que tener a Ali Dia en el banquillo. Entró por Matt. Estaba en todas partes donde la pelota acababa de estar, pero no engañó a nadie. Sabíamos a los cinco minutos de verle entrenar que no era muy bueno".

Le Tissier se encargó de retomar la historia: "para ser honesto, pensé que me había ganado una competencia para venir a entrenar con nosotros. Cuando apareció y se sentó en el vestuario pensé eso. Entonces, me tiré del muslo y no se lo dije a Graeme: estaba sintiendo algunos pinchazos desde el viernes, pero pensé que no sería tan malo y que me saldría con la mía. Aproximadamente en el minuto 20, fui a golpear un balón y en un mal gesto me desgarré el músculo del muslo. Fue mi culpa y fui el jugador que fue sustituido por, probablemente, el peor jugador de la Premier League".

Tan solo dos semanas después de aquella derrota contra el Leeds United, el Southampton decidió deshacerse de Ali Dia. Desde ese momento y hasta su retirada, se convirtió en un trotamundos de las categorías inferiores del fútbol inglés, jugando para clubes como el Gateshead y el Spennymoor United. Su hijo Simon ha decidido probar suerte en la liga tailandesa.