INGLATERRA

La estrategia de Mou para robarle el título al Liverpool

El que fuera guardameta del Chelsea, Mark Schwarzer, confesó la petición que les hizo el entrenador para que su rival no fuera campeón.

José Mourinho, durante su etapa como técnico del Chelsea, perdiendo tiempo ante el Liverpool.

Ocurrió hace seis años. El Chelsea entrenado por José Mourinho se enfrentaba a un Liverpool que tenía muy cerca el título de campeón de la Premier League, pero los de Londres consiguieron ganar en Anfield por 0-2, arruinando las aspiraciones de los reds. Fue el día en el que Steven Gerrard acabó señalado por un resbalón que les costaría el título.

Pero según contó a la BBC el exportero, Mark Schwarzer, las órdenes de José Mourinho tuvieron mucho que ver en el desarrollo del encuentro. Fue titular ante la lesión de Petr Cech, por lo que vivió la jugada en primera persona: "No hay que olvidar que tuvimos el partido de Champions League ante el Atlético de Madrid tres días después. Nunca pensé en jugar esos partidos, pero Cech se lesionó. Mourinho no quería que el Liverpool ganara. Ni él ni nuestro cuerpo técnico. No le fue bien esa semana, estaba enfermo y la rueda de prensa duró siete u ocho minutos. Dejó a algunos jugadores importantes en Londres y tuvimos lesiones. Ivanovic fue central y Kalas debutó en la Premier League".

El exguardameta australiano explicó lo que les pidió el técnico luso para mermar a los jugadores del Liverpool: "Mourinho nos dijo que el secreto sería frustrar al Liverpool. Dijo que teníamos que 'irritarles' y que esta estrategia funcionaría porque abrirían espacios allí y tendríamos nuestras oportunidades. Me dijo que en cuando rodara la pelota perdiera tiempo, desde el primer minuto. Que fuera caminando y no corriendo. La afición y los jugadores se volvieron locos. Nunca había visto a Anfield así. Arruinamos su fiesta".

El conjunto de Brendan Rodgers acabaría perdiendo el título en el tramo final de la temporada en favor del Manchester City, que acabó alzando la Premier League, por lo que el plan del técnico portugués salió como él quería.