REAL MADRID

Varane, renovación pendiente

Le quiso el PSG el año pasado y decidió quedarse por la mala temporada del equipo y por Zidane. Acaba contrato en 2022 y no hay noticias sobre su extensión.

Varane cumplió ayer 27 años en una de sus mejores temporadas como madridista. Ha evitado las lesiones, su principal escollo, y su rendimiento ha sido más que notable: 3.000 minutos (el tercero de la plantilla), cuatro goles (igualando su máximo, de la 2016-17) y una asistencia. Después del turbulento final de la 2018-19 por el interés del PSG, decidió continuar en el Madrid y hasta el parón demostró que lo ocurrido no le afectó. Pero los próximos meses serán importantes: acaba contrato en 2022 y, según ha podido saber AS, no ha habido aún movimientos para su renovación.

El francés se dirige a una fase crucial para concretar su futuro. Para los jugadores que terminan su vinculación en dos años debe empezar pronto el periodo de conversaciones para una extensión. El coronavirus condiciona cualquier plan, pero si el asunto no se zanja y se acerca el final de 2020, se entraría en terreno pantanoso. Clubes y agentes consideran que un futbolista que encara los 18 últimos meses de contrato sin un acuerdo tiene la sartén por el mango en la negociación, con la 'amenaza' de una salida a coste cero.

El Madrid, en este sentido, maneja muy bien los tiempos. Todavía no ha hecho siquiera la primera llamada, pero hay margen y confianza tanto en la relación con Varane como en que su estado contractual no es crítico, aunque a nadie se le escapa que hace un año hubo peligro de adiós. En abril, el PSG puso a funcionar su maquinaria por el '5' y, aunque no trascendiese, el Manchester United también protagonizó un tanteo.

Varane se planteó dejar el Bernabéu, donde lo había ganado todo y adonde había llegado ocho años antes. En el club se supo entonces que el problema no iba a ser el dinero, por lo que no se trató la renovación, sino que al galo le movía más la idea de, como se dice ahora, abandonar su zona de confort, probarse, campeón del mundo con Francia como era, en otra aventura.

Los motivos principales por los que se recondujo la situación fueron dos. El primero y de mayor peso, la catastrófica temporada del Madrid. Imposible la Liga y eliminado en semifinales de Copa y octavos de Champions, por sorpresa frente el Ajax, Varane, cuarto capitán, prefirió no marcharse en el momento más bajo desde su fichaje. Y a ello contribuyó el regreso de Zidane, el encargado de recomendarle a Florentino cuando comenzaba a despuntar en el Lens, cerrándose su compra en 2011 por 10 millones más bonus que entonces sorprendieron y que hoy suenan a ganga.

El escenario, en este punto, es diferente. No tiene el cariz del de Sergio Ramos (34), con el que puede haber más fricción por edad y diferencia de pretensiones, pero por la situación del '4' y de Nacho o el escaso rendimiento de Militao es una tarea que no conviene descuidar. En Europa, viendo la posibilidad de reforzarse con un defensa de primer nivel, con 29 años y gratis, no tardarían en trazar un plan para hacerse con Varane.

Un palmarés completo

En nueve temporadas vistiendo la camiseta blanca Varane ha copado sus vitrinas: cuatro Champions, dos títulos de Liga, una Copa del Rey, cuatro Mundial de Clubes, tres Supercopa de Europa y otras tres de España. Un palmarés extraordinario que coronó con el Mundial que conquistó con la selección francesa en 2018 en Rusia.