Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

REAL MADRID

El PSG quiere a Varane

Raphael Varane, jugador del Real Madrid.

LLUIS GENE

AFP

El club francés se suma a la lista de pretendientes por el central después de que este haya manifestado al Real Madrid su deseo de marcharse.

Tras conocerse el deseo de Raphael Varane (de 25 años) de abandonar la disciplina del Real Madrid este próximo verano, van apareciendo los pretendientes para hacerse con el defensa campeón del mundo con Francia. Al interés de la Juventus, se suma ahora el del PSG. El central blanco es la prioridad del club del Parque de los Príncipes para reforzar su zaga y preparar el relevo del capitán Thiago Silva, que finaliza contrato en junio de 2020. El brasileño, que cumple su séptima temporada en París, tendrá entonces 35 años. Juventus, Manchester United y Bayern también están pendientes del futuro de Varane. Quien lo quiera, en cualquier caso, está abocado negociar con el club blanco, que estableció una cláusula de 500 millones cuando le renovó la pasada campaña.

Zidane, en cambio, ha expresado esta mañana en rueda de prensa que no imagina un Real Madrid sin Varane: "Lleva ocho años aquí y lo está haciendo bien. Son cosas que salen hacia fuera, pero yo lo veo bien, a mí no me ha dicho nada", comentó.

Una vez sabido la intención de Varane de marcharse, en el Real Madrid también han comenzado a pensar en el recambio. Como ya informó As el pasado viernes 29, el mejor colocado es el francosenegalés del Nápoles Kalidou Koulibaly (de 27 años), cuya incorporación cuenta con el beneplácito de Zinedine Zidane. Koulibaly, sin embargo, es una pieza clave en el esquema de Carlo Ancelotti, que se resistirá a dejarlo marchar. "Es y seguirá siendo jugador del Nápoles. No tenemos necesidad de vender. Si me ven encadenado en Castel Volturno [localidad donde se encuentra la ciudad deportiva del Nápoles], significará que lo hemos vendido", decía Ancelotti el sábado.

El club napolitano, de hecho, renovó el contrato de Koulibaly a principios de temporada hasta 2023, con una cláusula de rescisión de 150 millones de euros pero no ejecutable hasta 2020.