LAS COFIDENCIAS DE MÍSTER VAR

El Pacto de Viana pone a Irene Lozano en las puertas de Moncloa

En los pasillos del Ministerio de Cultura y Deporte se comenta que los méritos de la presidenta del CSD le sitúan como candidata a ocupar la Secretaría de Estado de Comunicación.

El Pacto de Viana pone a Irene Lozano en las puertas de Moncloa

González Laya. La ministra de Exteriores fue la anfitriona del Pacto de Viana, ya que estuvo presente en la reunión que mantuvieron Javier Tebas y Luis Rubiales con Irene Lozano. Arancha González Laya puso a disposición de sus invitados las instalaciones de su residencia privada, dentro del propio Palacio de Viana, incluida su cocinera y un camarero que prepararon y sirvieron el almuerzo de los negociadores. González Laya fue la primera en felicitar a los tres por la tregua del fútbol. Pero hay otras personas, discretas, que lo hicieron posible. Y también hay otras consecuencias del pacto que aún no han aflorado. Vamos a repasarlas.

Arístegui. Joaquín de Arístegui formó equipo con Irene Lozano en 'España Global'. Su papel clave en el Pacto de Viana se fraguó cuando ejerció como cónsul en Pekín. En ese destino hizo amistad con Tebas, y por eso el presidente de LaLiga acudió a la cita sin orden del día y sin saber hasta el final el lugar de la reunión. Se fía de Arístegui, brillante muñidor diplomático del pacto. Irene Lozano quería secreto, más allá de que a su asesor en la materia le conste o no la perspicacia de Míster Var. Puede que en su reciente visita al CNI su amiga Paz Esteban le garantizara que la sede de Exteriores es un punto limpio, o puede que la elección fuera de Arístegui, vecino de Los Jerónimos, que cada día pasea a su perro junto al Palacio de Viana.

Uribes. José Manuel Rodríguez Uribes es el ministro de Cultura y Deporte, edificio que igualmente tiene su sede en el radio de acción del perro de Arístegui, y se supone que también es sitio seguro. Uribes, buen madridista, debe admirar a Arístegui aunque sólo sea por el afán que puso en incorporar al Barça a la marca España. Uribes tiene de subordinada a Irene Lozano, que le fue recomendada por Pedro Sánchez. Se comenta en los pasillos de su ministerio que podría perderla por sus mediáticos méritos en el Pacto de Viana, ya que a Irene Lozano la sitúan como candidata a ocupar la Secretaría de Estado de Comunicación.

Soriano. Mariano Soriano es el director general del CSD. Quizás el Pacto de Viana le pilló en el Ministerio de Cultura y Deporte, porque sorprendentemente no se enteró. Con el dinero de LaLiga se rescata al deporte. Igual Javier Tebas vuelve pronto a la Comisión Directiva del Consejo. O puede que no. Da igual: el que paga, manda.