REAL ZARAGOZA

Zapater, un posible refuerzo de cara a las últimas jornadas

El capitán del Real Zaragoza, lesionado desde la pasada temporada, podría intervenir en algún encuentro si finalmente se reanuda la competición en los meses de junio y julio.

Zapater, un posible refuerzo de cara a las últimas jornadas
ALFONSO REYES

Alberto Zapater disputó su último partido el 11 de mayo del año pasado en la victoria del Real Zaragoza sobre el Extremadura por 0-3. El capitán entró al campo en el minuto 78 en sustitución de Raúl Guti y desde entonces ha tenido que lidiar con una lesión de rodilla que incluso le obligó a pasar por el quirófano. Ahora, cuando en escasos días se cumplirá un año de su último encuentro, el ejeano se entrena duro en casa para poder jugar algún partido esta temporada y, como si de un nuevo refuerzo se tratara, ayudar al equipo a lograr el objetivo del ascenso si finalmente se reanuda la competición en los meses de junio y julio.

Zapater ya comenzó a sentir molestias en su rodilla derecha antes de ese último partido en Almendralejo, cuando el Zaragoza certificó su permanencia. Fue entonces cuando el capitán decidió parar, con el objetivo de estar recuperado de cara al comienzo de la actual campaña, pero el día de la tradicional ofrenda a la Virgen del Pilar previa a cada temporada, el 9 de agosto, ya señaló que los plazos no iban según lo previsto: “La lesión me va a llevar más tiempo del que pasaba”.

Finalmente, Zapater tuvo que ser operado en Inglaterra del tendón rotuliano el 29 de octubre. La intervención se llevó a cabo en el Princess Grace Hospital de Nottingham por el doctor sueco Hakan Alfredson, una eminencia mundial en patología tendinosa, y durante la rehabilitación se ha tenido que trasladar de lunes a viernes a Barcelona para llevar a cabo su recuperación. Y justo la misma semana que habían empezado a ejercitarse junto a sus compañeros, diez meses después de su último partido, llegó el parón por el coronavirus. “Para mí es un triunfo personal ponerme las botas de fútbol. Mis sensaciones son buenas y confío en poder competir ya esta temporada”, señaló tras ese primer entrenamiento con el grupo. Y ya durante el confinamiento, reiteró que no pierde la esperanza: “Estoy en un proceso de recuperación en el que ya estaba viendo la luz. Es la ilusión que tenía y la sigo teniendo”.