REAL ZARAGOZA

Zapater, sobre la rebaja salarial: "Todos hemos hecho un esfuerzo; es lo que tocaba"

El capitán del Zaragoza asegura que si se vuelve a jugar será como una nueva temporada en un nuevo escenario: "Yo tenía la ilusión de jugar en La Romareda con gente y seguramente no va a pasar".

Zapater, sobre la rebaja salarial: "Todos hemos hecho un esfuerzo; es lo que tocaba"
ALFONSO REYES

El Real Zaragoza anunció ayer que había llegado a un acuerdo con su plantilla profesional para la reducción de sus salarios y su capitán Alberto Zapater se ha referido hoy a esta medida a través de los canales de comunicación del club aragonés: "La situación es la que es a nivel global, en España, en el mundo del fútbol y a nivel de club y creo que hemos hecho un esfuerzo todas las partes. Era lo que tocaba y esperamos que todo vuelva a la normalidad. Es una situación que no entraba en los planes de nadie y que tocaba asumir. Se nos explicó, todos hemos intentado ser honestos y transparentes y se ha llegado a un acuerdo que todos creíamos que era lo mejor. Es algo que va a vivir todo el mundo del fútbol".

Zapater lleva alejado de los terrenos de juego desde el final de la temporada pasada debido a una lesión de rodilla y justo ahora, cuando llevaba dos entrenamientos con el grupo, se ve obligado a ejercitarse de nuevo en solitario debido al confinamiento: "Yo intento pensar que tengo que seguir lo que hace unos meses inicié. El fútbol pasa a un segundo plano, pero tienes que buscar ese objetivo diario. Yo estoy en un proceso de recuperación en el que ya estaba viendo la luz. Mucha gente me decía que esto me venía bien y es al revés, ya que lo que yo necesitaba era entrenar con mis compañeros y sentir el campo, el entrenar y el competir y ahora no lo estoy teniendo. Yo no me había dado ni un pase con bastantes compañeros porque son nuevos de esta temporada y siempre une vivir partidos y viajes y eso yo no lo he tenido. Es la ilusión que tenía y la sigo teniendo".

El experimentado mediocentro aragonés, de 34 años, tiene claro que todo este parón dibujará un nuevo escenario si finalmente se retoma la competición: "Esto es súper atípico. Hace que te corte toda la preparación física y lo mental y si se vuelve a jugar va a ser como una nueva temporada, con la suerte de ir segundos y con cinco puntos de ventaja sobre el tercero. Yo ya lo he vivido en Rusia. Recuerdo que nos daban un mes en Navidad y a mí me mató, ya que llevaba toda la vida con un calendario y mi cuerpo no estaba acostumbrado a ese parón. Ahora esto le va a pasar a todo el mundo, ya que por mucho que se entrene en casa, no tiene nada que ver. Habrá lesiones, se jugará en un momento del año en el que no solemos jugar, con altas temperaturas, pero nos adaptaremos. Yo la ilusión que tengo es que se pueda jugar".

Otra de las consecuencias que tendrá la crisis del coronavirus es que el regreso a la competición seguramente será a puerta cerrada: "Yo tenía la ilusión de jugar en La Romareda con gente y lo he visualizado cada día, pero eso seguramente no va a pasar porque si se vuelve a jugar será sin gente en los estadios, ya que la vida normal con aglomeraciones tardaremos mucho en vivirla. Todos seguiremos tomando precauciones porque aún no hay una cura para este virus, pero el fútbol con gente en los estadios volverá, aunque sea más adelante, y lo volveremos a disfrutar todos".

Zapater también explica cómo está viviendo el confinamiento: "Es una situación diferente. Pienso que ahora veo más a mi familia tras una época durante mucho tiempo sin verlos —ha llevado a cabo la recuperación de su lesión en Barcelona— y además yo no me puedo quejar, ya que tengo una casa con jardín y ahora mismo eso es un tesoro. Hace que todo sea más fácil". Y añade: "La idea de todo esto es para que no se saturen los hospitales, pero hay mucha gente que sigue teniendo que ir a trabajar y exponerse. Pienso en mi madre, mis tíos y mis suegros, pero saber que los niños no son tan vulnerables... Imagino que todos los padres pensamos lo mismo. Yo intento ir a comprar lo menos posible, mi mujer sí que no ha salido y piensas en los niños. La verdad es que es algo irreal. Hay días que estás bajo y otros que lo ves todo positivo, pero es cierto que luego te enteras de algún caso más próximo. Tengo familia en Madrid y ya hemos tenido casos de amigos cercanos que han perdido a algún familiar. Encima no se pueden despedir de ellos. Es muy trágico".

Por último, Zapater se despide mandando el siguiente mensaje: "Quiero dar ánimos a toda esa gente que está sufriendo más esta pandemia, tanto en lo personal como en lo profesional. El fútbol es una ilusión, pero ahora mismo hay que mirar a lo importante, que es la salud de las personas y lo que debemos hacer para que no siga muriendo tanta gente. Esperemos que con el esfuerzo de todos se solucione en el menor tiempo posible".