REAL MADRID

61.000 abonados a la espera

El club estudia cómo compensar los seis partidos que ellos han pagado pero que no podrán ver. Los seis partidos pendientes se disputarán casi seguro en el Alfredo Di Stéfano.

Una panorámica del Bernabéu, repleto de aficionados, en esta Liga.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

En el seno del Real Madrid siguen estudiando, gracias a la posibilidad del teletrabajo (las oficinas de Valdebebas y del Bernabéu están vacías, salvo los vigilantes de seguridad), todos los frentes abiertos para la entidad por culpa del gravoso parón de las competiciones. Otro de los daños colaterales del COVID-19 se refiere a la situación de los 61.000 abonados para la Liga, que incluye los 19 partidos del Campeonato y van desde los 2.024 euros de la Tribuna Lateral Oeste (la que da al Paseo de La Castellana) a los fondos, donde el más caro es la Tribuna (1.092) o el abono de 4º Anfiteatro de dichos fondos (414 euros el más económico).

Pues bien, dado que quedan seis partidos de Liga por jugar y que ya con seguridad se disputarán a puerta cerrada por decisión de Sanidad (el Gobierno ya comunicó que hasta 2021 no se permitirán grandes concentraciones), los abonados se preguntan qué ocurrirá con esos encuentros que ya están pagados en la cuota anual desde el pasado verano. ¿Y qué pasará con los del abono del próximo curso, que tampoco podrán verlos en el estadio hasta que pueda regresar el público a las gradas?

El club es consciente de esta inquietud de sus abonados y tiene varias opciones para afrontar el problema. Una sería reintegrar el dinero con una transferencia bancaria, aplicando la parte alícuota a esos seis partidos, que suponen un tercio del total del abono. Esos encuentros son ante Eibar, Valencia, Mallorca, Getafe, Alavés y Villarreal. La otra opción sería hablar con los abonados interesados en renovar su abono para la temporada 2020-21 y rebajarles en la cuota total el equivalente a esos seis encuentros. Una compensación lógica y más si hay que añadir el número de partidos del curso que viene que tampoco podrán disfrutar del factor presencial.

El Madrid espera cauto ante de tomar una decisión dado que, de momento, ni siquiera está garantizado del todo que la competición vaya a reanudarse, aunque todo apunta a que sí se concluirá LaLiga durante los meses de junio y julio. Dado que se jugaría a puerta cerrada, ya informó AS que casi seguro esos seis partidos pendientes se disputarán en el Alfredo Di Stéfano y no en el Bernabéu. Pero eso no consolará mucho a los abonados, que en cualquiera de los dos escenarios deberán conformarse con verlo desde su casa. El coronavirus tiene la culpa...