FÚTBOL

Termografía infrarroja para un regreso al fútbol más seguro tras la pandemia

La empresa española Thermohuman, que aplica esta técnica para prevenir lesiones, ofrece ahora su tecnología para medir la temperatura de los futbolistas en la vuelta al trabajo.

La empresa española Thermohuman, dedicada al uso de la termografía infrarroja para prevenir lesiones deportivas, ha adaptado su tecnología para controlar la temperatura en los accesos a instalaciones deportivas cuando se retomen los entrenamientos y cuenta con el interés de varios clubes de LaLiga.

Esta tecnología, consistente en el uso de cámaras infrarrojas que detectan la temperatura corporal de quien pasa frente a ellas, podría instalarse en los accesos de las ciudades deportivas o en los estadios para detectar a quienes tengan una temperatura corporal elevada, uno de los síntomas principales de la Covid-19.

Thermohuman, una compañía formada por un grupo de investigadores españoles del área de las Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, lleva varios años aplicando esta tecnología para analizar la temperatura corporal de los deportistas y prevenir riesgos de lesiones, en lo que ha trabajado con equipos como Atlético de Madrid, París Saint-Germain o Liverpool.

"Con esta tecnología por infrarrojos logramos obtener la respuesta que tiene una determinada zona del cuerpo ante un ejercicio. Gracias a su inmediatez, podemos prevenir lesiones de manera objetiva y específica", explica uno de sus fundadores, Pedro Gómez Carmona. Al ver el avance de la pandemia de coronavirus, sus responsables entendieron que era el momento de adaptar sus técnicas a un servicio que pudiera ser de utilidad contra la emergencia sanitaria, teniendo en cuenta que la termografía ya había sido utilizada en otras oleadas pandémicas en la última década.

"Optamos por desarrollar algoritmos que se adaptasen para analizar e identificar mediante vídeo la temperatura máxima de una persona en su cabeza y así poder utilizar la tecnología en accesos de recintos para identificar a las personas que pueden empezar a tener fiebre y, por lo tanto, hacer una criba para evitar que se vuelva a expandir en la vuelta a la normalidad", explica el cofundador de Thermohuman, Ismael Fernández.

Una imagen en la que detecta las zonas más proclives a lesiones en un tenista.

Aunque esta tecnología "no es un test de coronavirus o una herramienta de diagnóstico en sí", matiza Fernández, sí ofrece una solución "muy eficiente y fácil de usar para ayudar a detectar posibles infectados e identificarlos". El termografía era hasta ahora una herramienta usada por algunos de los grandes clubes para localizar lesiones en los deportistas en función de la elevación de la temperatura corporal en estas zonas.

La cámara termográfica de Thermohuman para controlar lesiones surgió en la universidad. Así lo cuenta Alejandro del Estal, graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y es técnico especializado en termografía: "La idea surge en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid en 2009. A raíz de la asignatura de Nuevas Tecnologías en la Actividad Física, el profesor Manuel Sillero y dos alumnos (Pedro Gómez Carmona e Ismael Fernández Cuevas) descubrieron que con una cámara termográfica (que mide la temperatura de la piel representándola en una imagen en colores) se veían cosas muy curiosas relacionadas con lesiones y molestias en deportistas". Ahora las circunstancias han descubierto una nueva utilidad a la termografía de Termohuman que puede ser una buena herramienta para los clubes cuando los jugadores vuelvan al trabajo.