HOLANDA

La nueva política de fichajes del Ajax da una de cal y otra de arena

La dirección deportiva de Marc Overmars adoptó la postura de buscar talento americano desde 2017. La mitad han salido buenos, con un gran balance económico, pero no la otra mitad.

Lisandro Martínez con el Ajax.
KENZO TRIBOUILLARD AFP

El Ajax tiene una de las canteras más fuertes del mundo, pero no sólo se nutre de ella para su planificación deportiva. Hasta hace unos años se fijó mucho en el mercado nórdico, con el ojeador John Steen Olsen como director de operaciones. Pero desde 2017 el foco lo han puesto en América, fichando juventud y jugadores consolidados que pudiesen vender años más tarde por una buena cantidad de dinero. Si bien algunos han dado grandes resultados, otros casi ni han participado con el primer equipo.

Overmars pretendía empezar con esta nueva estrategia fichando a Richarlison. Sonó muy fuerte para el mercado de invierno de 2017, pero el Fluminense pedía demasiado dinero y el Ajax terminó optando por Neres (doce millones más muchos variables que le acercaban a casi los veinte), un perfil muy distinto. El delantero iría el verano siguiente a triunfar en la Premier League y el rendimiento del extremo se haría esperar, pero tocó su pico más alto durante la 2019-20 con el doblete nacional y la gran actuación en la Champions de los de Ten Hag. Otro fichaje frustrado fue el de Diego Lainez, que acabó en el Betis.

En Holanda se han valido de la garra y la pasión argentina para reclutar a tres defensas con diferente suerte. Tagliafico y Lisandro Martínez han sido un éxito total. Por precios muy discretos (cuatro y siete millones respectivamente) se convirtieron en piezas fundamentales desde el mismo momento de su llegada y hoy en día son dos de los mejores jugadores del once titular. Ambos están llamados a saltar de nivel y jugar en una liga superior.

Dos aciertos espectaculares de la dirección deportiva ajacied que chirría con el fracaso que ha supuesto Lisandro Magallán. Al central, más veterano (25 años) que de costumbre, se le quiso fichar en verano pero Boca Juniors no le dejó. La Copa Libertadores que terminarían perdiendo en el Santiago Bernabéu era demasiado importante y terminó llegando en enero. No contó nada para Ten Hag y, además, salió en la foto del desastroso gol de Lucas Moura en semifinales de Champions. Entró en el último minuto para aguantar el resultado y logró todo lo contrario. Tras una cesión a Mendizorroza, el Alavés está decidido a devolverle a Ámsterdam y no ejecutar la opción de compra. No llega a los mil minutos con Garitano.

Al igual que Lisandro Martínez, Edson Álvarez llegó este verano para intentar tapar el hueco de Matthijs de Ligt. El mexicano llegó con gran cartel, pero no ha conseguido adaptarse totalmente al equipo. Tras varios titubeos, Ten Hag encontró su once tipo con los dos centrales mencionados actuando como doble pivote. Edson dejó buenos partidos y su físico dio mucho al pobre juego aéreo del Ajax, pero en estos últimos meses ha acabado con la confianza del técnico y la afición.

Si Argentina ha resultado dos aciertos y un error, en Colombia se da la vuelta al resultado. A Davinson Sánchez solo le bastó una temporada para ganarse una salida millonaria al Tottenham, dejando 35 millones de beneficios en la cuenta de resultados de Van der Sar. Ese mismo verano llegó Mateo Casierra y, al siguiente, Luis Manuel Orejuela, delantero y lateral derecho respectivamente de Deportivo Cali.

El primero, con un buen rendimiento en el filial (29 goles y 12 asistencias en 46 partidos) nunca fue la primera opción para ser el 9 suplente. Tras pasar de cesión en cesión por el Groningen y Racing de Avellaneda, este verano se deshicieron de él vendiéndolo al Belenenses, con el que ha jugado bastante esta temporada sin mucho acierto de cara a puerta. El segundo no llegó a los trecientos minutos con el primer equipo y en enero el Cruzeiro, donde se encontraba cedido, lo compró para volver a cederlo inmediatamente al Gremio.

Antony, incógnita

En la pasión por los adolescentes brasileños que está atacando a Europa en los últimos años, el Ajax fichó a Antony este mes de febrero, dos días antes de cumplir la veintena de edad. Sao Paulo ingresó 15.750.00€ que pueden alcanzar los 21.750.000€ con variables, una suma para llegar con estatus de estrella al Ajax. 

Las negociaciones fueron duras pero Overmars terminó consiguiendo al jugador que tanto quería. Con la resolución de este tipo de contratos todavía en el aire, Antony debía incorporarse al Ajax el próximo 1 de julio.