ITALIA

El Instituto Superior de Sanidad no quiere que se juegue la Serie A

Giovanni Rezza, director del departamento de enfermedades infecciosas, dijo sobre reanudar los campeonatos: “Si tengo que dar mi opinión, estoy en contra”. La Lazio reaccionó: “Los científicos que hagan de científicos y no de tifosi”.

El Instituto Superior de Sanidad no quiere que se juegue la Serie A
VINCENZO PINTO AFP

Los equipos de Serie A están preparándose para regresar al trabajo en mayo: la esperanza es reanudar las competiciones al final del próximo mes o en los primeros días de junio, como repite casi a diario el presidente de la federación Gabriele Gravina. Sin embargo, hoy durante la habitual rueda de prensa de la Protección Civil, Giovanni Rezza, director del departamento de enfermedades infecciosas del Instituto Superior de Sanidad, declaró no ver con buenos ojos esa opción: "Soy hincha de la Roma y, por eso, diría de terminar aquí la temporada", afirmó riendo, "decidirá la política, pero el fútbol es un deporte de contacto y puede ser peligroso. Ya estamos en mayo... Escucho hipótesis sobre controlar más a los jugadores, pero lo veo forzado. Si tuviera que dar mi opinión, yo estaría en contra".

Estas frases causaron reacciones en los dos 'bandos' del campeonato italiano: los que quieren recuperar los partidos a toda costa, y los que prefieren que todo se termine. Cada uno, obviamente, tiene sus intereses. El presidente del Torino Urbano Cairo siempre fue pesimista ante la idea de regresar al verde y afirmó a la agencia ‘ANSA’: "El profesor Rezza tiene razón, es imposible volver a jugar a finales de mayo. Es un hombre de ciencia y dijo lo mismo que yo desde hace semanas". La Lazio, en cambio, está en lucha por el scudetto como no le pasaba desde hace 20 años y aprieta para seguir las competiciones. Su jefe de comunicación, Arturo Diaconale, atacó a Rezza en la agencia Adnkronos: "Ser hincha de un equipo, a veces, perjudica hasta a los científicos. Los expertos serían mucho más útiles si buscaran una solución o una vacuna para parar el contagio. Los científicos que hagan de científicos, y no de tifosi".