SELECCIÓN ESPAÑOLA

Cracks del Siglo XXI: Peregrina, magia andaluza en el Betis

El centrocampista, nacido en Minas de Riotinto en 2004, es uno de los futbolistas más prometedores que tienen los verdiblancos en su cantera.

Cracks del Siglo XXI: Peregrina, magia andaluza en el Betis
Betis

Mario Peregrina (Minas de Riotinto, Huelva, 2004) es una de las grandes esperanzas de futuro que tiene el Betis en su cantera. Se trata de un centrocampista ofensivo, muy técnico pero también con sacrificio en defensa. Un ‘10’ de los de fantasía, dorsal que siempre le gusta llevar a la espalda. Sin embargo, esa agresividad en labores defensivas le permite adaptarse al fútbol moderno, en el que cada vez existe menos la figura de mediapunta clásico. Por eso Peregrina se encuentra muy cómodo en la demarcación de interior, un centrocampista de ida y vuelta.

Entró en la cantera verdiblanca con sólo diez años, procedente del Riotinto Balompié. Es un equipo de Minas de Riotinto, el municipio de Huelva de algo más de 4.000 habitantes donde Mario vive y al que está muy arraigado. Fue en un partido en la barriada Pérez Cubillas de Huelva donde un ojeador del Betis se fijó en él y le reclutó, en esa función de scouting tan importante que hacen los equipos importantes por las localidades cercanas para captar a los jugadores de la zona antes que nadie.

A sus 16 años sigue viviendo en Minas de Riotinto, lo que supone un sacrificio diario para su familia, que le tiene que llevar a entrenar realizando un trayecto de ida y vuelta a Sevilla (a más de 100 kilómetros). Un esfuerzo que hacen siempre y cuando Peregrina cumpla su parte del trato: seguir con buen pie en los estudios que cursa en el IES Cuenca Minera de Minas de Riotinto, donde ya está en 4º de ESO. Si el fútbol se torciera, él tiene claro que quiere estudiar algo relacionado con el deporte.

En cuanto a ídolos, Mario siempre ha sido del Barcelona, con especial predilección por Messi e Iniesta. En esa edad en la que los niños comienzan a comprender el fútbol que ven por la televisión a él le tocó crecer con aquel Barça del Sextete de Guardiola y, como otros tantos niños, se hizo seguidor. Ahora, después de siete años en la cantera del Betis, su corazón está dividido entre los colores blaugranas y verdiblancos. En cuanto a la actual plantilla del Betis, su fútbol se asemeja bastante al de Canales, futbolista con el que si todo va bien coincidirá en el medio plazo vistiendo la verdiblanca en el Villamarín…