REAL MADRID

El fichaje de Camavinga es independiente al de Pogba

El medio del Rennes es un empeño de Zidane para doblar el puesto de Casemiro; Pogba es el todocampista en torno al que quiere construir el proyecto.

Camavinga es el jugador en el que Zidane ha puesto sus ojos como apuesta de futuro para el Real Madrid. En esa intención de doblar el puesto de Casemiro que tiene el técnico, de dotar a la plantilla de más músculo en el centro del campo, el centrocampista del Rennes cumple con todos los requisitos que se piden ahora. Es joven, tendrá un precio relativamente asumible y podrá empezar en el Madrid cumpliendo un rol de suplente del propio Casemiro. Ideal… Pero independiente  la contrataciópn de Pogba, vital para el técnico francés.

Zidane intenta hacer con este jugador una especie de operación parecida a la de Varane, al que trajo al Madrid, cuando era consejero de Florentino, por diez millones de euros desde el Lens. Entonces, Varane tenía, como ahora Camavinga, 17 años. Lo que hace las dos situaciones muy diferentes es que Varane vino a un precio de ganga (o no tanto, porque eran diez millones para un desconocido) y que, al contrario, por Camavinga hay una auténtica subasta y se habla de una cantidad cercana a los 50 millones. Es lo que indicaba el mercado antes de la crisis. Por ejemplo, el Madrid pagó 45 millones por Vinicius, 40 por Rodrygo y 30 por Rainier.

El representante de Camavinga es una novedad para el Real Madrid, que no ha podido cerrar ninguna operación antes con él. Es Moussad Sissoko, que también lleva la carrera de Dembelé. Camavinga renovó hace poco con el Rennes, pero lo hizo sólo hasta 2022. No le queda mucho contrato por delante, está en el momento justo para salir. Tras la renovación pasó a cobrar dos millones brutos.

Pero este periódico lo viene contando. Zidane sigue teniendo entre ceja y ceja el fichaje de Pogba para apuntalar su proyecto. Parece que este verano se dan las condiciones apropiadas, pero sería el tercer intento. En los dos anteriores, en 2016 y 2019, no hubo suerte. Es una operación difícil. Se trata de uno de los jugadores estandartes de la selección campeona del mundo y de un club, el Manchester, que está en el top-3 de ingresos.

Pogba termina contrato en 2021 y el United tiene posibilidad de extenderlo uno más de manera unilateral. De cualquier manera, está intentando renovarle. Según ha podido saber AS, el medio priorizaría una oferta del Madrid a la que pueda llegarle de la Juve o a la renovación con el United, que el verano pasado tasó al jugador en 180 millones de libras (casi 200 de euros) y que este no podrá pedir más de cien.