Las Palmas

Raúl Fernández: "Cuando volvamos competiré de tú a tú; antes era imposible"

El portero vasco, a punto de cumplir un año sin jugar, veía la luz al final del túnel de las lesiones pero el coronavirus lo paró todo. Ya está "al 100%".

Raúl Fernández: "Cuando volvamos competiré de tú a tú; antes era imposible"
Carlos Diaz-Recio

Cuando se cumple un mes desde el parón de la competición liguera, el guardameta amarillo se sincera en el Diario AS. Evita hablar sobre las posibles fechas de regreso de La Liga y solo piensa en el bienestar sanitario de sus más allegados y en seguir su rutina de trabajo diario para llegar a tope cuando esta situación excepcional finalice. Dentro de cinco días se celebra un año desde que cayera abatido contra el Cádiz, tras una criminal entrada de Jovanovic. Los pronósticos le habían dado 3-4 meses de recuperación para sanar una fractura de la rótula izquierda y del quinto metacarpiano de la mano derecha. “Ahora que estoy al 100%, se echa en falta estar en el campo”, insiste.

A nivel personal, ¿cómo está llevando el confinamiento?

Intento mirar la parte positiva y, por lo menos, estoy disfrutando del tiempo con mi hija, aprovechando para cocinar bastante y compaginando la vida familiar con el deporte, que es difícil porque no tengo mucho espacio. Procuro hacer ejercicio por la mañana y mantengo una vida organizada, que hace que llevemos esto de la mejor manera posible.

Es cierto que es una situación excepcional, pero muchos profesionales del deporte coinciden en que el lado positivo de este confinamiento es que están pudiendo disfrutar de sus familias, cosa que por el ritmo del día a día de la competición llega a parecer imposible.

Está claro que todos querríamos la libertad de poder salir y hacer vida normal, pero ante esta situación lo que se puede hacer es llevarlo lo mejor posible y procurar tener más tiempo para uno mismo y sacar ratitos, que antes no tenías, para leer, ver series y, por supuesto, la familia, que es importante. El poder estar acompañado por mi mujer y mi hija también ayuda. Seguro que tengo compañeros de fuera de la isla que no tienen a la familia cerca y están solos, por lo que tiene que ser duro. Es verdad que hoy en día tiramos mucho de videollamadas porque nos ayuda a conectar con la gente y, en mi caso, es lo que hacemos casi todas las tardes con la niña para hablar con la familia, hermanos, primos y hasta con amigos, que tenemos un reto de cocina. Tenemos todo tipo de eventos para pasar el rato.

¿Se aferra a una rutina para sobrellevarlo o prefiere improvisar según se dan los días?

No me pongo despertador, pero sí intento llevar una rutina de comer a las horas correspondientes, irme a dormir en un horario prudente para que luego no cueste levantarse al día siguiente. Con el trabajo que nos manda el cuerpo técnico ya estoy ocupado hora y media por la mañana, más luego el rato de estar con la niña, jugar con ella, dibujar, etc; y ya llegamos a la hora de comer. Sin duda, con un niño pequeño en casa el día se pasa más rápido, siempre hay cosas que hacer y no paras mucho. Es importante seguir los horarios también por mi hija, para que vea que hay un control en casa, mantener los hábitos y que entienda que hay comer bien para estar sana.

En cuanto a la forma física, ¿es complicado mantenerla en estas circunstancias? ¿Cómo es el entrenamiento de un portero sin la posibilidad de realizar ejercicios específicos de su posición?

Está claro que es más complicado. Lo que intentamos es, por lo menos, estar en forma en el sentido de ejercitar todas las formas musculares, tanto las piernas como las extremidades superiores. Hay que estar tonificado y también hacer un poco de cardio para poder sudar y no coger peso. La idea es que el cuerpo esté preparado para lo que le espera cuando volvamos y que no tengamos que estar bajando esos kilos de más y que la preparación se haga más cuesta arriba. En mi caso, lo que hago es entrenar con el trabajo que nos manda el cuerpo técnico, que es más enfocado al futbolista genérico y luego hago bici para estar fino. En cuanto a la especificación de portero es más complicado porque es un tipo de entrenamiento muy especial y aquí como que tirarme al sofá lo veo un poco complicado (se ríe). Poco se me ocurre para hacer trabajo de portería en el salón. De todos modos, creo que en cuanto volvamos al trabajo se recupera lo perdido.

Tras un año sin poder jugar ya estabas en la dinámica del equipo. ¿Este parón cómo le afecta física y mentalmente?

Era un momento en el que me estaba subiendo al tren, lo cual me había costado mucho. Ahora lo que me faltaba era competir en partido oficial, pero estoy físicamente bien y cuando volvamos voy a estar enchufado desde el primer día. Sé que voy a poder competir de tú a tú, cosa que antes no podía haber hecho. Me veía muy limitado para llegar a balones a los que antes llegaba. Ha costado coger la forma al ser una lesión de larga duración y más en la posición de portero, que es muy específica, más agresiva al cuerpo y hay que estar al 100%. Ahora que lo he conseguido pero se echa en falta estar en el campo.

¿Cree que este parón puede ser una oportunidad para ti al partir prácticamente todos de cero a la vuelta a los entrenamientos?

Es complicado saberlo ya que desconocemos incluso si vamos a volver, aunque se dice que sí y me parece bien, pero es difícil tratar de averiguar lo que va a ocurrir. Sí es cierto que estoy con muchas ganas, trabajo para estar a tope, pero la situación es la que es y estamos todos un poco con la mente en otras cosas por el momento. Me gusta vivir el presente y no estar haciendo cábalas de lo que puede pasar. Hoy en día vemos que no se puede predecir nada con lo que está ocurriendo con el coronavirus.

Sobre el regreso a la competición, Tebas habló de posibles fechas como 29 de mayo o el 6 de junio, además de llevar a cabo una serie de protocolos para poder garantizar la seguridad de los futbolistas como es entrenar en pequeños grupos, concentraciones en hoteles, vuelos privados, etc. ¿Qué opina?

Sinceramente, no tengo ni idea. En estos momentos estoy un poco desconectado porque cada semana se va modificando lo que se dice e igual dentro de una semana nos comentan otra cosa. Ya veremos, hay mucha incertidumbre. Hasta que no se acerquen un poco esas fechas es difícil predecir lo que va a suceder.

Pero sí está de acuerdo en que se termine la competición.

Hombre, si podemos volver y terminar la liga quiere decir que es una buena señal de que estamos superando el virus. Es algo positivo. Lo que no podemos es arriesgarnos nuestra salud en estos momentos.

En cuanto al equipo, después de once partidos sin ganar, con la última derrota en Gijón, ¿cree que le ha venido bien a la plantilla para oxigenarse mentalmente?

Es una pena que nos marcháramos así. Creo que no fue justo para el equipo, puesto que tuvimos partidos en los que lo hicimos bien para ganar. Irte con ese mal sabor de boca no es positivo, está claro. Hubiera sido mejor irnos con otro resultado porque creo que fue el peor segundo tiempo que hicimos en todo el año y te quedas jodido por lo que se vio. Hay que saber también que el grupo ha competido bien, nos ha faltado el resultado, pero hemos estado cerca de conseguir la victoria y espero que cuando toque retomar la competición estemos preparados. Quedan 11 jornadas muy importantes para todos, donde se va a decidir la liga, y estaremos preparados.

Una de las notas positivas es que Pepe Mel va a poder contar con todos los futbolistas por primera vez en la temporada.

La verdad que sí. Ha sido un año muy duro para el equipo y para el míster con una barbaridad de lesiones. Muchos quirófanos, roturas… Hay que ver el lado positivo, con todos disponibles y más difícil para que el míster elija. Es bueno que lo tenga complicado y seguro que el equipo va a mejorar. Ahora hay que cuidarse, estar preparados y trabajar bien en casa para llegar en las mejores condiciones posibles.

En cuanto a esas dificultades por las que ha atravesado el equipo y Pepe Mel, se ha dicho ya desde el club que se quiere renovar al técnico por su trabajo a pesar de las circunstancias. ¿Cree que merece continuar? ¿Le gustaría?

A mí no toca tomar ese tipo de decisiones, pero creo que no es fácil lo que está haciendo Mel con un año plagado de lesiones, sin tener a muchos jugadores y con un equipo joven. Hay muchos jugadores del filial y estas conclusiones hay que sacarlas a final de año. Ahora estamos en un periodo difícil y sería ventajista hablar ahora porque te quedas con un mal sabor de boca después del último partido, y no tiene que ser así. Creo que el balance es positivo.

En el apartado económico, la UD es el único equipo del fútbol profesional que ha garantizado a sus jugadores cobrar el 100% de su salario una vez se retome la actividad, tras haberse aceptado el ERTE por parte de autoridad laboral. ¿Cómo valora ese esfuerzo de la entidad?

No estoy muy informado sobre estos temas, pero sí tenía constancia del ERTE ya que se comentó con los capitanes; tampoco sé mucho más. El club siempre se ha portado bien con los jugadores y viceversa, y es de agradecer. Es cierto que otros clubes no pueden cumplir económicamente, y tener un club que nos respalde es positivo. Ojalá no sea necesario que se produzcan más reducciones de salario. La situación no es fácil y es entendible que los clubes tomen ciertas medidas porque se va a perder mucho dinero. Hay que entenderlo.

A nivel salarios y de fichajes, ¿cree que esto marcará un antes y un después en el mundo del fútbol?

Creo, aunque no me gustaría que fuera así, que se van a tardar unos cuántos años en volver a la normalidad. Se va a resentir la economía y ahora nos toca ser un poco más austeros, pero la capacidad de los equipos grandes sabemos la que es y volverán a tener ese dinero. Sí es cierto que se están viendo afectados, puesto que hasta ellos se están ajustando el cinturón.

Por último, ¿alguna recomendación literaria o cinéfila para pasar estos días de confinamiento?

En cuanto a series, la que me ha gustado mucho es “Hierro”, con esos escenarios que son muy bonitos. Ahora que vivimos en las islas nos ha sorprendido mucho la isla de El Hierro. Además, tiene una buena trama y es muy entretenida. A nivel de lectura, el club nos facilita prensa, entrevistas y cosas hasta para los niños, pero a mí me llaman la atención los libros de Pérez Reverte como “Sidi”, que estoy leyendo ahora. Y poco más. Estoy aprovechando para cocinar, me voy enterando cada vez más, e intento currarme las comidas ahora que tengo más tiempo. Eso sí, todavía no me ha dado por la repostería y mejor, porque si me vengo arriba podría ser un peligro en casa (se ríe).