SEVILLA

El puente aéreo del Camp Nou al Sánchez Pizjuán no funciona

El Sevilla debate sobre si es idóneo fichar a Rakitic. Munir, Saviola, Deulofeu, Aleix Vidal, Denis Suárez... los que llegan del Barcelona no carburan.

En pleno debate por Ivan Rakitic, se constata que el Sevilla no ha tenido suerte con los jugadores que llegan del Barcelona. Munir, Saviola, Aleix Vidal...

El debate sobre el futuro de Rakitic está instalado tanto en Barcelona como en Sevilla. En la Ciudad Condal, por el deseo del Barça de sacar rendimiento económico a un futbolista al que le queda poco más de un año de contrato y que parece decidido a regresar a un Sevilla que, ni mucho menos, será de los pretendientes que más paguen por él. En la capital andaluza, mientras, se debate sobre la idoneidad o no de hacer una apuesta elevada por un futbolista de 32 años. Y por si fuera poco, en Nervión también pesa un hecho evidente: mientras que los jugadores que hacen las maletas rumbo al Camp Nou suelen triunfar, los que emprenden el camino contrario son sinónimo de decepción.

No cabe duda de que el Barcelona ha llenado las arcas del Sevilla fichando a jugadores de la talla de Daniel Alves, Keita o el propio Rakitic, además de otros como Adriano o Lenglet un escalón por debajo. Pero dichas elevadas inversiones dieron un rendimiento espectacular con la camiseta azulgrana. Por contra, siempre que el Sevilla ha ido a por un jugador culé, su rendimiento en Nervión, por unas causas u otras, no ha estado al nivel de lo esperado.

El caso de Munir es el ejemplo más reciente. Llegado como fichaje estrella del mercado invernal de 2019, en ningún momento se ha hecho un hueco en el equipo de Lopetegui, siendo ahora mismo el jugador menos utilizado en los últimos diez partidos por el técnico vasco. Pero el ejemplo más lejano del presente siglo también decepcionó y mucho. Fue el caso de Javier Saviola, cuya cesión fue celebrada por todo lo alto pero que no tuvo la importancia que de él se esperaba en un equipo que logró su primer título europeo en el único año que el argentino militó en sus filas, en la temporada 2005-06.

La lista de fichajes decepcionantes llegados desde Barcelona se alarga con el regreso de Aleix Vidal la pasada temporada, las cesiones de Deulofeu y Denis Suárez en la temporada 2014-15 o el fichaje de Martín Cáceres, aunque al uruguayo le tocó militar en uno de los Sevilla más inestables del presente siglo. Rakitic, por calidad y por predicamento (fue capitán en su última temporada en Nervión) tiene poco que ver con los futbolistas anteriormente mencionados. Y posiblemente, nadie mejor que el croata para romper una nefasta estadística que, aunque de reojo, en el Sánchez Pizjuán se tiene muy en cuenta.