ALAVÉS

Manu García: "La fuerza del Alavés reside en el grupo"

El capitán del equipo babazorro ha participado en una charla con "Palco 23" y ha hablado de motivación y gestión de personas.

Manu García
DIARIO AS

Manu García es jugador del equipo vitoriano pero también licenciado en Administración de Empresas y tiene un Máster de Gestión de entidades deportivas. En un encuentro vinculado a su ramo, ha hablado de su experiencia como capitán del Alavés y ha volcado algunas reflexiones muy interesantes.

"El método de trabajo tiene que ser muy estricto, marcando las líneas rojas y los nuevos integrantes se tienen que amoldar al mismo cuando llegan. A veces se puede ser flexible con algunos jugadores pero está claro que trabajar en equipo te da unos resultados bastante mejores que si lo haces a nivel individual", dijo. En cuanto al liderazgo, comentó que "es bueno tener cuatro o cinco referencias para que, entre todos, seamos capaces de llegar a todos los miembros. Hay que tener la confianza del equipo pero me parece una buena idea que ese liderazgo esté repartido. Lo primero que hay que hacer es dar ejemplo y, luego, capacidad para poder convencer al resto". Los capitanes del Alavés, además de Manu, son el portero Pacheco, Laguardia y Rodrigo Ely. Por cuestión de antigüedad y por las características que tienen todos ellos dentro del equipo.

Manu señaló que "la fuerza del Alavés reside en el grupo y pienso que ese es un método que puede exportarse a otros clubes. Aquí no es negociable ni el esfuerzo ni la actitud y hay que ir a entrenar todos los días con buena cara. Hace unos años yo era muy estricto con la disciplina pero ahora he aprendido a relativizar los resultados a corto plazo. Aquí hay un respeto máximo para todos los compañeros y, en algunos casos, hay que tener mano izquierda con algunos futbolistas porque el objetivo final es integrarlos".

El primer capitán del equipo también habló del grado de identificación con los colores. "La gente de la tierra tiene menos problemas para implicarse en la filosofía de la entidad. La cantera es importante. Ahora hay compañeros que sienten el club tanto o más que yo. El objetivo del equipo es que haya una relación de confianza porque eso es bueno para la institución y para nosotros", sentenció.

Manu es vitoriano (iba a Mendizorroza con su familia cuando era niño) pero desde la cantera del San Viator pasó directamente a Zubieta y se formó en las categorías inferiores de la Real Sociedad. Martín Agirregabiria, sin ir más lejos, se ha ido haciendo futbolista en las instalaciones de Ibaia. Luego hay que encontrar la continuidad para que no pasen casos en la base como los de Einar, Vesga, Llamas o Alday, que se alejaron de Vitoria por diversos motivos.