NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ALEMANIA

Rummenigge: "En Alemania vamos a terminar la temporada"

"Estamos todos de acuerdo. Los 36 clubes hemos tomado esta decisión, incluso en el caso de que tenga que ser después del 30 de junio", aseguró el presidente del Bayern.

Actualizado a
Rummenigge: "En Alemania vamos a terminar la temporada"
Boris Roessler/dpa

¿Cómo se encuentra?

Mi familia y yo estamos bien, gracias por preguntar.

¿Se acuerda de cuándo fue la primera vez que oyó hablar del coronavirus?

Bastante pronto debido a nuestra oficina en Shanghai. El 7 de enero volvimos al trabajo y, a mediados de mes, comenzó el brote. Mi compañero Jorg Wacker, responsable de internacionalización y, por ende, de la oficina en China, solicitó el cierre de inmediato. Una empleada incluso llegó a ir a visitar a su familia en el epicentro de Wuhan y no pudo salir durante semanas. Fue deprimente.

¿El coronavirus es una oportunidad para liberarse de la imagen consumista que tiene el fútbol?

La sociedad en general está siendo ejemplo de solidaridad. El fútbol también tiene que mostrarse solidario en estos momentos. El impacto de nuestro deporte en la sociedad es enorme, por ello hemos de dar ejemplo. El mundo del fútbol está intentando poner esta empatía en práctica en todos los rincones del planeta. Todos quieren ser un ejemplo a seguir y dar ánimos de cara al futuro.

¿Cómo valora las medidas tomadas en la Bundesliga y en el extranjero?

La DFL (federación liguera alemana) está llevando el tema bastante bien. El presidente Seifert está haciendo un trabajo ejemplar. Todo transcurre de manera armónica, solidaria y leal. En estos tiempos es importante que los más fuertes apoyen a los más débiles. Todos somos conscientes. Por ello tratamos de no dejar solos a los clubes más débiles.

Los cuatro participantes de la Champions pusieron a disposición veinte millones procedentes, en parte, de ingresos televisivos aún no repartidos para los clubes más necesitados. ¿Cómo se dio?

Nos reunimos en Düsseldorf cuando todavía era posible viajar. Queríamos dar ejemplo de solidaridad y, finalmente, optamos por tomar esta medida. Ahora nos toca esperar a ver cómo evolucionan las cosas. Eso sí, pienso que existe la oportunidad de salir bien parados de la crisis en términos financieros.

¿Le molesta que haya personas que lo consideren un farol financiero? Hay de los que dicen que el origen de dichos ingresos por televisión no distribuidos no están del todo claros.

Es triste, sí. He recibido multitud de cartas y mensajes al respecto. A la mayoría le parece genial. Los participantes de la Champions han hecho una aportación importante a la solidaridad en el fútbol. Ni más, ni menos.

¿El Bayern está sano?

El Bayern de Múnich está sano y en una situación sólida a nivel financiero. Llevamos semanas sin disputar un partido y eso, obviamente, también afecta a las finanzas del Bayern. Quedan por repartirse fondos televisivos que, ahora mismo, no se sabe si se llegarán a distribuir y de qué manera. También carecemos de ingresos por venta de entradas y merchandising. Eso sí, tenemos una gran ventaja: facturación y beneficio fueron los motores del fútbol hasta hace poco. Ahora nos estamos dando cuenta de que el factor más importante es la liquidez. Afortunadamente, llevamos unos años exitosos a nivel económico. A diferencia de muchos clubes a los que este aspecto les está causando gran preocupación, no nos podemos quejar en cuanto a liquidez.

¿Es la consecuencia del modelo basado en la estabilidad económica que el Bayern persigue desde hace años?

Siempre tuvimos nuestra propia filosofía. Jamás nos dejamos llevar por la locura del mercado. Se nos llegó a criticar por ello, pero hoy estoy más feliz que nunca de no haberlo hecho. Justo esa mentalidad nos ha protegido de males mayores, especialmente en cuanto a nuestros empleados. Los jugadores ganan suficiente dinero. No tendrán que pedir limosna por ganar un poco menos. Nuestros empleados sí que temen por su pervivencia. Por ello nos llena de orgullo poder presentarnos, incluso en estos tiempos, como un patrón estable.

Incumplir las normas conlleva sanciones, así lo demuestra la multa impuesta a Jerome Boateng por abandonar la ciudad.

Hasan (Salihamidzic, director deportivo) impuso unas directrices que prohibían salir de Múnich. De esta manera, queremos evitar que se contagie un jugador y parte de la plantilla sea sometida a cuarentena. Teniendo en cuenta los planes de la DFL, conllevaría consecuencias devastadoras. El problema fue que Jerome no le pidió permiso a la dirección deportiva. Ni les informó. Queremos dar ejemplo dentro del marco judicial y sanitario impuesto. Cuenta para todos.

¿De qué manera cambiará la crisis el fútbol tal y como lo conocemos?

Se debatió mucho sobre los cimientos del fútbol. Se tantearon cambios en competición europea y no se paró de discutir. Ahora estamos viviendo un proceso de desaceleración. Estoy conforme con la estructura actual de fútbol y opto por conservarla. Estoy convencido de que los mecanismos del mercado se reajustarán en cuanto a oferta y demanda. Intuyo que los responsables de los clubes europeos andarán con precaución ante esta evolución en el mundo del fútbol.

Visiones como la Superliga de Europa se antojan más lejos que nunca.

Nunca fui partidario de la Superliga. En Alemania, en particular, hemos entendido que el aficionado no la desea. Quiere la Bundesliga y la Champions; la guinda en el pastel. La afición rechaza algo tan artificial como la Superliga, que persigue el único objetivo de generar más dinero. Es un tema que deberíamos enterrar lo antes posible. Tenemos la obligación de tener en cuenta a la hinchada en nuestros cálculos. Ellos son el fundamento de todo. Y están contentos con el modelo actual.

¿La crisis obliga a pensar en modelos de seguro para el futuro?

Esto no ha pasado nunca. Nadie estaba preparado ni asegurado. Las ligas tampoco. En cuanto a pólizas de seguro y su viabilidad, soy escéptico. No sé de qué manera y por cuánto dinero se podrán diseñar seguros que lleguen a cubrir este tipo de acontecimientos. Esperemos que sea un caso singular y no vuelva a repetirse en tal dimensión.

La liga belga acaba de ser suspendida. ¿Empiezan a temblarle las piernas?

La UEFA ha criticado a la liga belga, bajo mi punto de vista de manera justificada, por declarar la suspensión de la temporada. En Alemania estamos todos de acuerdo: los 36 clubes hemos tomado la decisión de terminar la temporada, incluso en el caso de que tenga que ser después del 30 de junio por motivos políticos o sanitarios.

¿Las ligas tienen prioridad ante Champions, Eurocopa y Mundial?

Así lo ha decidido la UEFA. Está tratando el tema con mucha sensibilidad y sensatez. Le ha concedido prioridad a las ligas.

Los contratos que expiran en junio son otro problema más. ¿Soluciones a la vista?

El mercado tendrá que ser adaptado. En Perisic, Coutinho y Odriozola contamos con tres cesiones cuyos contratos expiran el 30 de junio. En caso de que la temporada se prolongue más allá de esa fecha, compete a la FIFA presentar una solución que garantice que los jugadores puedan terminar la temporada con sus respectivos clubes. De lo contrario, se daría una distorsión de la competición.

¿Cómo valora las medidas deportivas y políticas adaptadas en Europa hasta la fecha?

La política está llevando la crisis de manera excepcional, sobre todo en Baviera. Aquí estamos en buenas manos. El primer ministro se ha ganado la confianza de la gente a base de su carácter claro y pausado. Ahora toca ser disciplinados y esperar a que todo evolucione de manera favorable.

En Barcelona parece haber costado algo más lograr una reducción de sueldos en la plantilla.

No dispongo de ningún detalle al respecto. Aquí también hablamos con los futbolistas y, en cuestión de un día, se pusieron de acuerdo en prescindir de un 20 por ciento de su sueldo como acto solidario con los empleados del club.

El Real Madrid convirtió su estadio en un almacén de material sanitario, el Bayern también da ejemplo de solidaridad entre clubes. ¿Están destapando sus verdaderas caras ante la crisis?

Es importante que todos sean conscientes de su responsabilidad. Me parece bien que aquellos clubes que siempre fueron tachados de millonarios, destaquen sobre el resto. Es la obligación social del fútbol.

El club anunció parar toda actividad en el mercado y priorizar renovaciones. ¿Cómo se presenta la situación de los jugadores cuyos contratos expiran dentro de poco?

Hemos mantenido conversaciones con los jugadores y sus respectivos agentes. Toca esperar. El hecho de no saber con rotundidad hasta cuándo nos tocará lidiar con el coronavirus dificulta la planificación de manera considerable.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?