PRIMERA IBERDROLA

Valencia y Espanyol, en vilo por la resolución de la Liga

Los dos equipos de la Primera Iberdrola se encuentran en descenso y ven peligrar la categoría si se resuelve la competición tal cual está en estos momentos.

Mari Paz, del Valencia, escapa de varias jugadoras del Espanyol en el duelo disputado en la jornada 17 de la Primera Iberdrola.
LaLiga

La suspensión momentánea de la Primera Iberdrola como consecuencia de la crisis sanitaria por el coronavirus atormenta a Espanyol y Valencia. Los dos equipos ocupan en estos momentos la zona de descenso y se ven amenazados por la opción de que la temporada se dé por concluida. El riesgo esta presente para pericas y ches, aunque bien es cierto que, salvo que esta crisis se alargue más de lo esperado, todo apunta a que se conseguirán disputar las nueve jornadas que restan, en las que se incluye la que no se jugó por la huelga de las jugadoras, cuya resolución es una incógnita.

El calendario en el fútbol femenino se presenta menos saturado que en el masculino y sólo quedarían por resolverse las semifinales, con eliminatoria a un partido, y la final de la Copa de la Reina y los cruces de cuartos, con un Clásico español, y semifinales de la Champions, con posibilidad de que Atleti y Barça lleguen a la final europea. Con este escenario, Espanyol y Valencia mantienen la esperanza de que la competición se reanude y hacen sus cuentas de cara a la salvación. Para el cuadro perico, con el peor escenario para la permanencia, las matemáticas todavía dejan lugar a la ilusión.

El equipo catalán, que no ha ganado ni un partido esta temporada, no dependerá de sí mismo y tendrá que recortar los trece puntos que le separan en la salvación. Habrá en juego un total de 27, si cuenta la jornada de la huelga, y 24 si finalmente sólo se disputan las ocho jornadas que restan hasta el final de Liga. En el caso del Valencia adquiere más importancia seguir compitiendo. A un punto del Sporting de Huelva, primer equipo fuera de peligro, las valencianas tienen muy cerca una salvación que dejaron escapar tras más de una decena de encuentros sin ganar.