MACCABI DE TEL AVIV

Saborit: "Jordi Cruyff marcó un antes y un después en Israel"

El lateral izquierdo del Maccabi de Tel Aviv relata a AS cómo vive el encierro en un país en conflicto, sus ganas por que el Athletic gane la Copa y el momento espectacular de Yuri.

Saborit: "Jordi Cruyff marcó un antes y un después en Israel"

Enric Saborit es uno más de los integrantes del planeta fútbol que permanece confinado. El exjugador del Athletic emprendió la aventura en el Maccabi Tel Aviv, equipo de la Primera israelí y no pierde contacto con sus viejos camaradas de Lezama. No pudo cumplir su ilusión de llevar al equipo a la fase de grupos de la Champions ante el Cluj por una lesión, aunque no pierde la esperanza para este verano. Valora todo lo que aportó Jordi Cruyff en el club y espera que el Athletic pueda ganar la Copa ante la Real. El lateral catalán ha mostrado en redes el buen humor con el que se están tomando este encierro forzoso tanto él como su mujer: primero posando con sus perros en su domicilio, frente al mar, y después sentado en una silla, cubierto con una colcha y con una olla en la cabeza, mientras su esposa le da toques en el 'casco'. Si sale de Tierra Santa, al volver tendría que ponerse en cuarentena.

¿Cómo están las cosas por ahí con el tema del coronavirus?

Han empezado a tomar medidas como en España, aquí se puede salir a la calle o a correr o dar paseos solo, pero en nada tomarán las medidas como que solo puedas hacer cosas urgentes: farmacia, supermercado.

¿La gente está asustada?

No está asustada. Hay que estar lo máximo posible en casa y ves a gente con mascarillas y guantes. Estamos tomando las precauciones que manda sanidad.

¿Está feliz en Israel? ¿Le costó salir a un país en conflicto?

Estamos contentos mi mujer y yo. Cuando te llega la oferta, lo primero que piensas es que vas a un país en conflicto. Pedí opiniones y todo el mundo me dijo que este país no tiene problema y la vida es muy buena. Acertaron, cuando estás aquí no ves que sea un país en conflicto, estamos encantados.

Está con Jair, que pasó por el Huesca, y André, que actuó en el Sporting. Eso ayudará un tanto...

Tengo muy buena relación con ellos. Hablan los dos español y con el inglés nos apañamos con el resto, la verdad es que hace mucho más fácil las cosas.

¿Ha hablado con Lillo, que se ha ido al Maccabi Haifa?

No he podido coincidir. Antes de venir me preguntó cómo era el Maccabi Haifa, y la verdad es que está en un club muy bueno.

Tenía la ilusión de jugar en la previa de Champions, pero no pudo…

Estuve un mes lesionado, el Cluj hizo muy bien las cosas, no estuvimos muy acertados y fue una pena que nos quedáramos fuera.

Lograron romper la hegemonía del Hapoel Beer Sheva, que lleva tres años siendo campeón.

Sí, ese era el objetivo. En Liga no hemos perdido y solo nos han metido siete goles. La dinámica que llevamos es muy buena, con el míster que tenemos estamos haciendo las cosas muy bien, pero hay que seguir trabajando para mantener ese nivel.

¿Recomendaría a otros futbolistas ir a Israel?

Sí, es una pena que la liga israelí no se conozca mucho, por lo que estoy viendo, hay equipos muy fuertes que podrían competir tranquilamente en Europa. Aún falta nivel a la hora de la organización y de que se sumen más equipos a los siete u ocho de alto rango.

¿Qué diferencias ve con la Liga española?

LaLiga es la mejor competición del mundo junto a la Premier, las diferencias son muy grandes, tácticamente en España están mucho más preparados los equipos. Defensivamente se trabaja mucho más en España. Los equipos de Israel han estado en Europa muchas veces y pueden competir tranquilamente a ese nivel.

¿Hay mucha huella de Cruyff en Tel Aviv por su hijo Jordi, que estuvo en el Maccabi cinco años como director deportivo y uno como entrenador?

Jordi marcó un antes y un después en el fútbol israelí y en el Maccabi de Tel Aviv, cambió muchas cosas, sobre todo el estilo de juego, se ha mantenido. Cada entrenador que pasado, porque ha habido muchos españoles y portugueses y ahora tenemos uno serbio (Vladimir Ivic, exjugador del Borussia Monchengladbach) ha marcado su impronta, pero se juega un fútbol de toque y de tener el balón y atacar siempre.

¿Está siguiendo al Athletic?

Les he seguido, han tenido partidos que se les han complicado, pero por suerte o por nivel se lo han llevado. Está en una final que ilusiona a todo el mundo. La Real se encuentra a un gran nivel. Con este parón ver cómo va, espero que se pueda jugar y que el Athletic se pueda llevar la Copa.

Mantiene contacto con amigos como San José y Raúl García.

Con los dos hablo casi todas las semanas, me preguntan cómo estamos aquí y yo me intereso por su situación. Mantenemos esa relación de amistad, así que como aquel que dice sigo ahí metido en el Athletic.

Yuri, un jugador en su posición, está increíble.

No ha sido fácil su trayectoria. Viendo el último año, está a un nivel superalto tiene una potencia increíble, es un gran jugador.

¿Tiene previsto seguir en Israel?

Tenemos un año más de contrato, estamos muy contentos. Esperamos ganar la liga otra vez. Aquí cuento con confianza y estamos supercontentos.