RAYO VALLECANO I ENTREVISTA AS

Mario Suárez: "Me daría igual jugar en julio, pero con la afición"

El centrocampista (Alcobendas, 24 de febrero de 1987) es uno de los capitanes y un pilar fundamental de este Rayo. Sueña con el fin de la epidemia y con que el balón vuelva a rodar.

Mario Suárez posa para AS en el Estadio de Vallecas antes de la epidemia.
DANI SANCHEZ DIARIO AS

Mario Suárez, de 33 años, acude puntual a su cita telefónica con AS, preocupado por esta situación que ahora vivimos. De fondo se oye a sus peques, que quieren jugar a Frozen. Tener tiempo para los suyos es, sin duda, lo más positivo del confinamiento.

-¿Cómo es su día a día?

-Esta situación es increíble: parece una peli de terror en la que somos los protagonistas. No salimos de casa, pero no nos aburrimos. Los niños son mi despertador de ocho a nueve, desayunamos juntos, hago mi hora de ejercicio y el resto del día lo paso con ellos, haciendo tareas, dibujos, inventando juegos, leyendo... Cuando se duermen podemos tener un ratito más tranquilo mi mujer y yo.

-Y le da tiempo a estudiar su Máster de Gestión Deportiva...

-Lo hizo el capitán Alberto y me pareció interesante. Voy los jueves por la tarde al Centro de Estudios Garrigues y ahora lo continuamos online. También están el presidente del Zaragoza, Cristian Lapetra; el director general del Albacete, Jorge Buergo; los exfutbolistas Leo Franco, Juanjo Camacho y Borja Fernández; la jugadora Amanda Sampedro; los olímpicos Silvia Soler, Jorge Díaz... Lo primero es mi carrera, aún me quedan varios años, pero es bueno formarse y crecer.

-¿Qué plan físico y nutricional les han impuesto?

-El club nos ha mandado un planning y una bicicleta a quienes no tenían. Yo, además, he alquilado una cinta para correr y materiales como mancuernas, gomas, un bosu... Nutricionalmente, debemos comer verduras, frutas y ensaladas, reducir la ingesta de hidratos...

"Esto nos enseña a valorar más lo que tenemos”

EPIDEMIA

-¿Con quién tiene contacto?

-El míster nos llamó a todos, también el doctor y el delegado. Tenemos un chat del equipo en el que hablamos de cómo estamos y lo llevamos cada uno. Hay muy buen vestuario. Ojalá nos veamos pronto.

-¿Tiene algún caso cercano de coronavirus? El otro día en Twitter pedía medidas...

-Lo más cercano ha sido el fallecimiento de Lorenzo Sanz porque tengo muy buena relación con sus hijos Fernando y Paco. Por Twitter, muestro mi preocupación, no hablo de política ni nada de eso. Deseo que esto acabe cuanto antes, que la gente deje de sufrir y morir y que se tomen las medidas que se tengan que tomar, aunque sean difíciles.

-Usted jugó en China e Italia, otros epicentros de la pandemia.

-De China hablé con la presidenta del Guizhou y un par de traductores y lo pasaron muy mal. De Italia, con Valero, Godín y el Chacho antes de que se viniera. Allí se habían puesto muy serios ya, sólo salían a comprar y a la farmacia. Teníamos ese ejemplo, podíamos habernos adelantado y saltado pasos. Es una situación complicada para nosotros y para quienes deben tomar decisiones, pero saldremos y lo haremos más fuertes.

-¿Se reanudará LaLiga?

-Está todo en el aire. Lo primordial es la salud. Ojalá todo esto pase y podamos terminar la competición, luchar por el playoff y ascender con el Rayo. Me daría igual perder vacaciones y jugar en julio. Somos unos privilegiados y, si tengo que sacrificar días, lo haría.

-¿Y jugaría sin público?

-Jugamos por y para nuestra gente. Tenemos una afición detrás que ha pagado su abono de todo el año y hacerlo sin público es un sinsentido. Además, si hay un riesgo para los espectadores también lo hay para nosotros, aunque menor. Supongo que esa decisión finalmente dependerá de Sanidad y del Gobierno.

-Estos días se habla de los ERTE y de las rebajas salariales.

-A nosotros no se nos ha planteado ni lo uno ni lo otro. Si LaLiga se suspende y el Rayo tiene pérdidas, entiendo que también nos afectaría a los jugadores. Sería algo lógico. Pero esto ahora es hablar por hablar. El Rayo es un club viable. Nos lo ponen como ejemplo de viabilidad económica en mi curso.

-El deporte se está mostrando solidario en esta gran crisis.

-Quiero destacar la iniciativa de nuestra afición, que recaudó casi 35.000€ para el Hospital Infanta Leonor. Es admirable. Eso habla muy bien de nuestro país, nuestra sociedad y nuestra afición. Lo dan todo por nosotros y nosotros debemos darlo por ellos, por el barrio y por el escudo. Vallecas se desvive por los demás. También el club ha fabricado y donado material para los sanitarios. Toda ayuda es de agradecer.

"Vallecas se desvive por los demás"

SOLIDARIDAD

-Lanzó por Redes una pregunta de un libro de Curro Canete que hoy le formulo: ¿Qué está tratando de enseñarme la vida en este momento?

-A valorar lo que tenemos, a disfrutar de cada momento y de nuestros seres queridos, a no preocuparnos por tonterías o cosas que no dependen de nosotros... A pensar en el presente, sin mirar más allá. Es una pena que tenga que pasar algo así para darnos cuenta.

-¿Y qué me dice de la 2019-20?

-La primera vuelta ha estado por debajo de las expectativas y en la segunda empezamos bien. Debemos ir a tope en lo que queda y ganar, aún no hemos encadenado tres victorias. Ha habido cosas positivas, como los tres meses sin perder y que encajamos poco. Lo negativo es que nos cuesta marcar, necesitamos muchas ocasiones.

-¿Cómo se ha visto usted?

-Me perdí la pretemporada por una lesión en el sóleo. Volví con lo del tobillo sin estar ni rendir bien, por lo que decidimos parar. Luego he ido cogiendo el ritmo y ahora me encuentro bien. El míster me hace llegar más al área y, de momento, llevo tres goles y una asistencia. Trato de ayudar al equipo, dejándome la piel por este escudo.

-Ya es uno de los capitanes.

-Con la lesión de Alberto y la marcha de Embarba nos quedamos Trejo, Tito y yo. Es un orgullo llevar el brazalete. Me siento querido por el club, la afición y el vestuario. Aquí he vivido cosas que nunca viví. El Rayo es especial.